viernes, 19 de abril de 2013

Minjus exige a víctima de Barrios Altos que devuelva reparación y amenaza con demandarla

Ideeleradio.- Es increíble que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus) esté exigiendo a Eugenia Lunazco, viuda de Máximo León, una de las víctimas del caso Barrios Altos, que devuelva la reparación económica que el Estado peruano le entregó años atrás, y que, además, la amenace con demandarla civilmente si no cumple con ese requerimiento, denunció Carlos Rivera Paz, coordinador del Área Legal del Instituto de Defensa Legal (IDL).

“El hecho es que hace unas semanas atrás el procurador del Ministerio de Justicia ha demandado la devolución del dinero. ¿Cuál es la razón? Increíblemente es la siguiente, dice el procurador del Ministerio de Justicia que el acuerdo que tuvo el Estado Peruano con la Corte Interamericana era que debería constituir un fideicomiso a favor de los hijos menores de edad de las víctimas del caso Barrios Altos, no específicamente en el caso de la señora Eugenia Lunazco, sino en general”, explicó al programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“El asunto es que eso [el fideicomiso] aparece en el texto del acuerdo como una responsabilidad y obligación del Estado peruano y no de la señora Eugenia Lunazco. El asunto es que el Estado Peruano no constituyó ese fideicomiso y, al contrario, hizo el pago efectivo del monto total de la indemnización que es 250.000 dólares”, refirió.

Hay una demanda de conciliación
El letrado indicó que el procurador del Ministerio de Justicia (Minjus) está demandando a Eugenia Lunazco la devolución de 170 mil dólares y que ha interpuesto una demanda de conciliación, por supuestamente haberse “apoderado” de recursos que pertenecía a sus hijos.

Rivera Paz rebatió, en ese sentido, el argumento del Ejecutivo y consideró que la señora procedió correctamente al invertir ese dinero, por ejemplo en la compra de un terreno para la manutención de su familia, porque la mayoría de sus hijos eran menores de edad en el año 2001.

“El asunto es que el procurador del Ministerio de Justicia ha demandado la devolución de cerca de 170 mil dólares de esa indemnización porque dice que la señora Eugenia Lunazco ha actuado de manera desleal, al haberse apoderado de un dinero que no ella suyo, sino que era de sus hijos. Sus hijos que en ese momento eran menores de edad”, subrayó.

“[¿El procurador el Ministerio de Justicia le ha dicho a una persona que es víctima del caso Barrios Altos que devuelva la indemnización?] Exactamente, esa es la razón fundamental que, además, aparece en el propio contenido. La demanda de conciliación es esa. Hay una demanda en la que justamente se afirma que la entonces secretaria del Consejo Nacional de Derechos Humanos, una funcionaria del Ministerio de Justicia que era la responsable de constituir ese fideicomiso, pero esa representante del Estado no constituyó el fideicomiso y, al contrario, dispuso el pago íntegro a la señora Eugenia Lunazco, tanto a ella como a sus hijos”, acotó.

La terquedad y hasta estupidez de un funcionario
Cuestionó, en ese sentido, la argumentación el Ministerio de Justicia (Minjus) y calificó de un absurdo jurídico que se pida el reembolso de la reparación, porque, además, su familia no está expresando ninguna voluntad de reclamo de ese dinero. Advirtió que se está poniendo en riesgo la seguridad jurídica de Eugenia Lunazco “por la terquedad y necedad de un funcionario público”.

“Hay un absurdo jurídico que en realidad nos sorprende viniendo de un equipo de abogados que se supone conoce de derecho. El asunto es, cuál sería la razón para solicitar y para reclamar la devolución del dinero; que fuesen menores de edad podría caber la posibilidad que el Ministerio de Justicia está aún interesado en la constitución de un fideicomiso. El asunto es que en el año 2001 era menores de edad ahora todos son mayores de edad y, consecuentemente, ahora no tiene ningún sentido que el Estado constituya un fideicomiso porque los hijos del señor León, víctimas del caso Barrios Altos, ya son todos mayores de edad. Y ellos además no están expresando ninguna voluntad de reclamo de ese dinero”, señaló.

“Estamos en una situación absurda, sino absolutamente ilógica, en la que se está poniendo en riesgo la seguridad jurídica de una persona y de su familia y se está poniendo en una situación de amenaza a una de las víctimas, de los familiares de las víctimas de uno de los casos más emblemáticos de violaciones a derechos humanos en el Perú, simplemente por la terquedad y necedad, yo diría hasta cierto punto la estupidez de un funcionario público que creo que simplemente está desubicado”, enfatizó.

Reparación y la Corte IDH

El coordinador del Área Legal del IDL recordó que el pago de 250 mil dólares a favor de la ciudadana Eugenia Lunazco Andrade, responde al fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (corte IDH) para que la repare a ella y su familia, tras hallar responsabilidad en el Estado Peruano en el caso Barrios Altos.

“Disculpando el término, pero creo que la estupidez no tiene límite en el Perú. Lo que ocurre que el año 2001 como consecuencia de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitida en el caso de Barrios Altos determinando la responsabilidad del Estado, se dispuso el pago de una indemnización económica para los familiares sobrevivientes de las víctimas y, efectivamente, se cumplió con los pagos. Entre ellos a los familiares, esposa e hijos de Pedro León León, que justamente es la persona que venimos patrocinando a través de su esposa Eugenia Lunazco Andrade”, dijo.

“Ella es una madre de seis hijos y recibió una indemnización de 250 mil dólares por disposición de la Corte Interamericana y, efectivamente, en el año 2001 se canceló ese pago, cosa que nos parecía absolutamente justa y correcta”, concluyó.