martes, 2 de abril de 2013

Mavila: No creo que García ni Pastor desconocieran magnitud de delitos de narcos liberados

Ideeleradio.- No creo que el expresidente Alan García ni el exministro Aurelio Pastor desconocieran la magnitud de los delitos que habían cometido los condenados por narcotráfico que fueron liberados a través de un indulto o la conmutación de su pena, aseveró la congresista Rosa Mavila.
 
Fue al comentar el informe periodístico del programa Cuarto Poder que señala que durante el gobierno aprista se entregaron 5 mil 500 gracias presidenciales, de las cuales 3 mil beneficiaron a condenados por tráfico de drogas, y 400 de ellas a sentenciados por tráfico de drogas agravado.
 
“[¿Es posible que el exministro y García que firmaron el indulto, no pudieran haber sabido de la magnitud de los delitos que se le imputaban a estas personas?] No, yo no lo creo, es falso lo que dice el señor Aurelio Pastor de que el ministro es una ‘mesa de partes’ de los indultos y conmutaciones”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“Además vea la cantidad son de 5 mil, más de 3 mil por TID, hay una orientación la mayoría no son por robo simple, hurto, sino más de la mitad de los casos por tráfico de drogas. La afirmación de que había algún beneficio para lo que concedían [el indulto o conmutación] no es arbitraria por la cantidad y naturaleza del delito”, acotó.
 
La parlamentaria recordó que el trámite de un pedido de indulto pasa por la Asesoría Legal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus) y que después el titular del sector firma el acuerdo supremo con el jefe de Estado.
 
“Como se sabe, hay todo un procedimiento para los indultos. De un lado la comisión hace el seguimiento, expide una resolución, la misma que se eleva a la Asesoría Legal del Ministerio de Justicia, la que también emite una resolución. Después se eleva al ministro, y el ministro, después, parte en acuerdo supremo con el presidente la expedición de una resolución de indulto […]”, acotó.

Afirma que Pastor hace una evasión burda 

Mavila León calificó como una “evasión burda” del extitular de Justicia, Aurelio Pastor, el hecho de que señale que el Minjus es una especie de mesa de partes y que los ministros no tienen opinión en las gracias presidenciales.
 
“Uno nunca firma lo que no lee, si es una persona con un mínimo de responsabilidad. Entonces, es una evasión burda la que pretende hacer el [ex] ministro Pastor. De hecho, cada solicitud de conmutación tiene un expediente y tiene una resolución que expide la comisión que tiene une quipo de trabajo legal y asistencia”, anotó.
 
“Es más la comisión recibe en audiencia a los familiares del sentenciado y a sus abogados, entonces no se puede decir que no se sabe nada, por supuesto que sabían, y había una política determinada por la cantidad y por el tipo de personas a las que se les concedía esta conmutación”, acotó.

La broma de Velásquez Quesquén

La legisladora señaló que ha habido una política de indulto y gracias presidenciales que es cuestionable no solo por la cantidad, sino por el tipo de personas que fueron indultadas y conmutadas. En ese sentido, consideró una especie de broma lo dicho por el congresista aprista Javier Velásquez Quesquén, que a través de este tipo de política se iba a resolver el problema del hacinamiento penitenciario.
 
“Es una broma lo señalado por congresista Velásquez Quesquén de que a través de esta política se iba a resolver el hacinamiento penitenciario. Los narcotraficantes en todos los establecimientos penitenciarios son los que tienen el mejor hábitat penitenciario. Los presos pobres trabajan en la remodelación e infraestructura de la vivienda de los narcotraficantes. Entonces, el hacinamiento penitenciario no es un problema principalmente de los condenados o procesados de narcotráfico”, declaró.
 
“Desde el punto de vista cualitativo está Carhuapoma que es un jefe de banda, de un clan familiar originario de Colcabamba que se ha desplazado al Vraem y que se dedica al acopio de pasta básica de cocaína. Está el caso de Mabel Ureta que fue detenida con 20 kilos de marihuana y pasta básica de cocaína. Está el caso de un narcotraficante que fue liberado Félix Morales, que fue luego capturado en Paraguay. Estas personas como Carhuapoma están como capos de la droga”, concluyó.