viernes, 12 de abril de 2013

José de Echave: Parecería que las autoridades no quieren resolver el caso Cañaris

Ideeleradio.- Algunas autoridades del Ministerio de Energía y Minas (MEM) siguen insistiendo en los mismos mecanismos y parecería que no quieren resolver el problema de la comunidad de Cañaris y la empresa Candente Copper, estimó José de Echave Cáceres, ex viceministro de Gestión Ambiental del Ministerio del Medio Ambiente.

Fue al comentar el informe de la Dirección General de Minería que establece que las acciones de exploración que la empresa Candente Copper, que se realiza en la Comunidad Campesina San Juan de Cañaris, son la continuidad de actividades iniciadas en años previos, por lo que no necesitan ser sometidas a consulta ni a otro tipo de estudio.

“[¿Qué opinas sobre el informe de MEN sobre Cañaris?] Ahí tenemos un desfase claro. Me da la impresión que algunas autoridades no quieren o no hay ninguna voluntad de entender qué está pasando en materia de conflictividad social y siguen insistiendo en los mismos mecanismos, instrumentos, en la misma institucionalidad [para no resolver casos como Cañaris]”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Es bien curioso, es un buen ejemplo lo de Cañaris, pero a raíz de este nuevo Sistema Nacional de Certificación Ambiental, que es el otro tema que se ha abierto porque uno de los problemas que arrastra el país es que la gestión ambiental sigue siendo sectorial productiva, es decir, no existe una autoridad ambiental. Existen varias en la práctica, sobre todo los ministerios productivos son las autoridades ambientales de su sector”, acotó.

Quisiéramos que Senace sea transversal
Explicó, del mismo modo, que en materia medioambiental se debe fortalecer y subsanar algunas debilidades del Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace) para que los grandes proyectos de inversión sean debidamente evaluados.

“Ahora Senace ha sido aprobado y va a estar en proceso de implementación y creo que es un primer paso que está orientado en transformar esta gestión ambiental que ahora sigue siendo sectorial en una gestión ambiental que sea trans-sectorial. Digamos todos los grandes países con dotación de recursos importantes, todos los países modernos como el Perú deberían apostar por una gestión ambiental que sea trans-sectorial, transversal, es decir, el ambiente no es un sector es una autoridad. Esa es la perspectiva [que busca el Senace] y quisiéramos que el Senace tenga”, comentó.

"El problema es que deja algunas ventanitas abiertas [por ejemplo] si es de interés nacional el sector lo decide. Se está discutiendo si es una pequeña ventanita o una gran ventanita por la cual se van a escapar los grandes proyectos. Es un tema de discusión con el Ministerio del Ambiente y los seguimos dando con el actual ministro para que esos pequeños matices puedan ser solucionados”, refirió.

Construir institucionalidad implica fuerte voluntad política
 Finalmente, Echave Cáceres sostuvo que la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) reaccionó como hace 20 años atrás cuando se implementó los estudios de impacto ambiental, apropósito de la creación del Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace).

“Yo creo que construir una institucionalidad ambiental implica una fuerte voluntad política. La institucionalidad ambiental incomoda, va a ser un tema de discusión y eso le decía a Manuel [Pulga Vidal] el otro día. La manera cómo la Sociedad Nacional de Minería ha reaccionado frente al Sistema Nacional de Certificación Ambiental es exactamente igual como reaccionó hace 20 años, en oposición a la creación de los estudios de impacto ambiental, es decir, la tendencia conservadora, la tendencia de buscar, impedir reformas, está presente y sigue vigente”, subrayó.

“Tenemos un sector que quiere seguir manteniendo tercamente las reglas actuales y eso es curioso porque finalmente al primer sector que le debería interesar que las cosas cambien y que las cosas mejoren en función de sus intereses debería ser el sector de las empresas mineras. Uno entra a la página de Energía y Minas y ve 60 mil millones de dólares en proyectos mineros y uno dice, ¿con las actuales reglas de juego es posible que esos 60 mil millones de dólares se concreten? Es imposible. Se necesitan cambios, reformas y en muchos casos esa reformas tienen que ser sustantivas”, concluyó.