jueves, 11 de abril de 2013

IPYS: Si aprueban ley del Negacionismo, esta puede ser declarada inconstitucional

Ideeleradio.- Si el proyecto que propone incorporar al Código Penal el delito de negacionismo en temas vinculados al accionar terrorista se convierte en ley, este puede declararse inconstitucional porque la amenaza de privación de la libertad debe estar justificada en una necesidad social imperiosa y eso no se advierte en la norma, estimó Roberto Pereyra, asesor legal del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS).

“[Por los antecedentes en materia de libertad de expresión a través del Tribunal Constitucional o Sistema Interamericano, ¿esto podría declararse inconstitucional?] Yo creo que sí. En primer lugar, como señalamos, toda amenaza de pena privativa de libertad, es decir, en concreto de la amenaza de la privación de la libertad de la manera más grave dentro de la norma penal debe estar justificada en una necesidad social imperiosa y eso no se advierte en este proyecto de ley”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Ya existen normas como la instigación en la parte penal, formas de instigación y adoctrinamiento específicas en la ley antiterrorista, el delito de apología al terrorismo que ha sido incorporada al Código Penal a partir de una sentencia del Tribunal Constitucional con pausas específicas para su aplicación”, apuntó.

Periodistas y dirigentes sindicales pueden terminar presos
El asesor legal de IPYS consideró que hay un problema serio de amenaza a la libertad de expresión, porque la norma no reúne las garantías mínimas de taxatividad y de efectiva producción de un bien jurídico real. Señaló que puede prestarse a una aplicación discrecional, subjetivista por parte de los órganos de persecución penal.

“Entonces, podemos tener a periodistas presos o dirigentes sindicales presos porque también la crítica se puede presentar en el ámbito de la lucha política. Determinados dirigentes radicales, pero que están en un plano legal pueden terminar presos. Recuérdese que hay mucha gente que ha escrito libros sobre el fenómeno terrorista y en esos libros podría cuestionar la condena o la sentencia de algunas personas por esos delitos”, refirió.

“Es decir, hay ámbitos que son en principio legales, los ámbitos de la lucha política, de la crítica periodística, histórica, literaria que están en serio riesgo con una norma de este tipo que lo que hace es cerrar la posibilidad de una crítica a decisiones judiciales respecto a personas condenadas por el delito de terrorismo, respecto a hechos de terrorismo. A través de la norma penal manifiestamente confusa e innecesaria que no respeta las garantías de principio de legalidad penal que toda norma debe tener”, comentó.

Norma confundiría a operadores 
El experto mencionó que la norma es absolutamente innecesaria y estimó que lo que estaría introduciendo es una fuente de gravísima confusión para los operadores del sistema. Advirtió que, por ende, se vulneraría el principio de la legalidad.

“Además los tribunales se han pronunciado sobre esto a propósito de la inconstitucionalidad de la legislación antiterrorista cuando esta legislación lo que hacía era repetir de manera innecesaria algunos tipos penales que ya estaban previstos en la legislación antiterrorista y por eso se generaba un problema de duda, de confusión en la aplicación por los órganos del sistema de persecución”, apuntó.

“El otro tema es el tema de la libertad de expresión, es decir de actividades no solo legítimas, sino que están protegidas por la Constitución a través de las libertades informativas que se verían seriamente amenazadas por la confusión que esta norma trae o pretendería introducir en el sistema”, finalizó.