lunes, 29 de abril de 2013

Incháustegui: Sería crítico y negativo que Gobierno actúe por impulso sentimental en caso Repsol

Ideeleradio.- La intención de compra de activos de Repsol por parte de Petroperú tiene un componente casi sentimental en el Ejecutivo, y sería crítico y negativo que actúe bajo esa forma, sostuvo el ex ministro de Energía y Minas, Juan Incháustegui, tras considerar que sería fatal que se busque regular el precio de los combustibles si se concreta esta transacción.

Fue al comentar las declaraciones del presidente de la República, Ollanta Humala quien confirmó que el Estado peruano está interesado en comprar los activos de Repsol en el país, y aseguró que lo hará bajo ciertas condiciones para garantizar mínimos riesgos.

“Yo creo que es una aventura mucho más que una posibilidad, digamos, tangible de resolver el asunto. Yo creo que aquí se está trabajando aunque no se diga expresamente, por el impulso, aunque haya sido negado terminantemente, casi sentimental por ponerle –en vez que ideológico– un adverbio ahí, de que Petroperú debe regresar a esa operación [de abastecer el consumo interno de combustibles] de tener una presencia ahí”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Y a lo mejor esto sí sería critico, eso sí sería absolutamente negativo, lo rechazo como posibilidad y espero que el presidente y el gobierno también lo haga en la idea absurda de tomar esto para controlar precios, para tener so pretexto de ese camino una posibilidad de regular precios y manejar populistamente el abastecimiento de combustibles en el Perú, eso sería fatal y ojalá no ocurra” acotó.

Que se maneje con prudencia y técnicamente
Dijo, en ese sentido, que espera que la decisión del Gobierno sea manejada con prudencia y técnicamente, porque el Estado solo debería intervenir si es que no hay un inversionista privado o si no hay otra solución.

“Haciendo un esfuerzo de buena voluntad y dándole la mejor opción al Gobierno del máximo y más cordial entendimiento, esperemos que sea así manejado, con prudencia, con técnica, con toda la evaluación del caso. Y si así fuese, y vieran la necesidad de dar marcha atrás, pues, aplaudiremos esa decisión”, refirió.

“Ahora, si por el contrario van adelante tendrán que tomar una serie de recaudos y cuidados y hacer esto de un modo súper transparente para demostrarnos casi que no hay otro camino, porque ese es el principio de subsidiaridad, el Estado tiene que entrar cuando no hay otra solución. Entonces, [solo] para abastecer bien al país, hay que meterse, pero ese no es el caso y existen otras posibilidades”, concluyó.