viernes, 26 de abril de 2013

IDL: Salazar Monroe desarrolló una estrategia obstruccionista en caso Barrios Altos

Ideeleradio.- El ex jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), Julio Salazar Monroe, desarrolló una estrategia absolutamente obstruccionista en el proceso judicial del caso Barrios Altos, afirmó Carlos Rivera Paz, responsable del Área Legal del Instituto de Defensa Legal (IDL).
Fue al comentar las declaraciones de los familiares del exmilitar, quienes aducen que Salazar Monroe es víctima de un exceso de carcelería sin sentencia.
“Entre otros procesados, el señor Salazar Monroe desarrolló una estrategia absolutamente obstruccionista del proceso judicial. Tanto así que al final del juicio, Salazar Monroe se resistió hasta más no poder a hacer los alegatos materiales. Es decir, la defensa oral que cada acusado debe hacer, alegando que estaba enfermo y en propio juicio se demostró que era falso que él estaba enfermo y que los médicos del hospital militar habían otorgado un certificado falso. Es decir, ahí está la prueba de que el señor siempre tuvo actitud absolutamente obstruccionista en el curso del desarrollo del juicio oral, pero a pesar de eso el juicio concluyó”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
“El juicio ayudó a demostrar la responsabilidad de cada uno de los acusados por el caso Barrios Altos, entre ellos la responsabilidad del señor Julio Salazar Monroe y, por eso, el tribunal de juzgamiento emitió una sentencia condenatoria, no solamente contra los autores materiales [grupo Colina], sino contra aquellas personas que tenían la condición de autores mediatos entre las cuales está el señor Julio Salazar Monroe”, agregó.
Explicó que durante el proceso judicial se demostró con pruebas que Salazar Monroe tuvo participación en el apoyo logístico al grupo Colina, el destacamento y el destaque del personal del Servicio de Inteligencia Nacional para la comisión delitos de lesa humanidad.
“Recordemos que Julio Salazar Monroe ha sido condenado en octubre de 2010, por el crimen de Barrios Altos, a 25 años de prisión. Es un juicio que comenzó en el año 2001, cuyo juicio oral inició en el 2005 y que culminó en octubre de 2010. Recordemos que en el caso Barrios Altos fue juzgado no solamente Salazar Monroe, sino el conjunto del destacamento Colina y la estructura militar que alentó su organización. El juicio comenzó con más de 50 personas presentes y una cantidad similar de testigos y peritos”, indicó.

Se montó una estructura de carácter delictivo

Rivera Paz recordó que en la época del gobierno de Fujimori se montó una estructura de carácter delictivo, justamente para cometer dos tipos de eventos criminales, la sustracción sistemática de fondos públicos y hechos violentos graves de violaciones a los derechos humanos. Dijo que ambas estructuras estaban controladas por Vladimiro Montesinos, Alberto Fujimori y Nicolás Hermoza Ríos.
“En ese marco asume relevancia la participación del señor Julio Salazar Monroe, que es un viejo conocido de Vladimiro Montesinos de los años 60 y 70, y por esa razón él es designado como jefe Servicio de Inteligencia Nacional (SIN). Él lo ha reconocido en diversos procesos judiciales. Él mismo reconoce que el jefe real de este aparato de inteligencia era Vladimiro Montesinos y él como jefe formal del SIN tuvo conocimiento de todos los eventos criminales, tanto como la sustracción y desvío de dinero al Servicio de Inteligencia Nacional como el aliento y organización de los crímenes de violaciones a derechos humanos”, declaró.
“Por ejemplo, Salazar Monroe es una de las personas, tal vez una de la más importantes, que con documento en mano alienta la organización del destacamento Colina en enero de 1991, y a partir de ahí se vuelve en un personaje relevante en la organización del destacamento Colina, pero a su vez el hecho de proporcionar financiamiento económico, material logístico, ambientes físicos para el entrenamiento del grupo Colina y, posteriormente, es una de las personas que tiene conocimiento y auspicia la comisión de eventos criminales a partir del hecho ocurrido en 1991, que es la matanza de Barrios Altos”, concluyó.