viernes, 12 de abril de 2013

Guillén: Fiscal de la Nación debería afinar sus pesquisas en casos apristas

Ideeleradio.- El fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, tendría que afinar sus pesquisas y rodearse del mejor equipo de investigadores para que no se archiven los casos vinculados a ex funcionarios apristas, sostuvo Avelino Guillén, ex fiscal supremo provisional, a propósito de las denuncias que señalan la irregular concesión indultos y conmutaciones a narcotraficantes durante la gestión del expresidente Alan García.

“[¿Como toma el hecho de que el fiscal de la Nación haya dicho que no hay elementos suficientes y no se puede abrir investigación en otros casos?] Quizás el señor fiscal de la Nación tendría que afinar sus pesquisas, rodearse del mejor equipo de investigadores. Un poco dejar la labor administrativa porque el fiscal de la Nación tiene un peso histórico, tiene un reto ante la historia y tiene que cumplir con eso”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Además, él ha estado en las audiencias, ha participado activamente liderando el equipo para el caso Fujimori y creo que él tiene un compromiso con la sociedad. Por encima de cualquier circunstancia, está el compromiso de una institución como el Ministerio Público, que es el responsable de combatir el crimen y la Fiscalía no puede abdicar de eso. Si la Fiscalía no cumple con esa misión, el Perú no tendría quién lo defienda”, agregó.

Fiscales deben honrar su juramento
Además, instó a los fiscales en general a honrar su juramento, en el sentido de que se investigarán actos de corrupción en bien de la sociedad y las personas, tras recordar la época de la dictadura de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos que coparon la Fiscalía de la Nación.

“No se olvide usted que Montesinos fue un genio y sacó esta frase ‘sin denuncias no hay proceso’, entonces dijo, ‘capturemos el Ministerio Público’ y colocó a Blanca Nélida Colán y de esa manera manejó toda la institución. Eso no se va a repetir nunca. Estoy convencido, seguro, que la gran mayoría de los fiscales tiene un compromiso firme con la institución y con el país. Yo exijo de parte ellos, con el mayor respeto, que honren su juramento, están al servicio de la sociedad y en el servicio a la sociedad uno tiene que sacrificar muchas cosas, que lo hagan, es el momento”, consideró.

“Yo conozco a muchos fiscales con una capacidad increíble con mucha preparación, pero sobre todo honestos y transparentes. Yo confío en esos fiscales. Lo que falta en el Ministerio Público es organizar equipos de trabajo para atender casos mediáticos para casos de gran complejidad como estos, eso es lo que no tenemos. No tenemos peritos, no tenemos consultores, no tenemos asesores y no tenemos recursos”, refirió.

Al respecto, se preguntó qué puede hacer una fiscal sola en su despacho con dos fiscales provisionales frente a eventuales amenazas y presiones políticas.

“[¿Qué haría un fiscal si los investigados dicen] vamos a ser gobierno por si acaso, ya regresamos, estamos fuertes?] Eso, obviamente, va a debilitar. Lo que necesita la Fiscalía es tener equipos de investigación, dirigidos por un fiscal de investigación. Solo de esa manera la Fiscalía va a cumplir con el reto que le imponte la Constitución”, acotó.

Un trabajo silencioso en investigación
El exmagistrado explicó, finalmente, que se tendría que realizar una labor minuciosa, desde abajo hacia arriba, para hallar a los responsables de las 5.500 conmutaciones de penas e indultos que fueron dados, en su mayoría a sentenciados por narcotráfico, durante la segunda gestión del expresidente Alan García.

“Se tiene que desarrollar un trabajo con la mayor sagacidad y astucia posible. Un trabajo silencioso en forma reservada y organizando diversos temas. El trabajo debe ser de abajo hacia arriba. Investigar detenidamente caso por caso el otorgamiento de estas conmutaciones. Ver la manera de obtener la mayor cantidad de pruebas, no fundamentarse básicamente en las declaraciones. Eso es elemental para el ejercicio del derecho de defensa, pero eso no lo es todo”, opinó.

“Lo fundamental es acopiar información que nos logre ubicar en determinadas posiciones y de ahí vamos subiendo, por ejemplo, como fue el caso de Fujimori [que se investigó desde los integrantes del Grupo Colina hasta llegar a Vladimiro Montesinos y Alberto Fujimori]. Algo parecido tiene que desarrollar la fiscalía, obviamente se trata de otro caso”, concluyó.