jueves, 18 de abril de 2013

Expresidente de CIDH confía que habrá recuento de votos para solucionar crisis en Venezuela

Ideeleradio.- Tengo la sensación de optimismo que sí habrá un reconteo y auditoría de votos en Venezuela para solucionar la crisis política de ese país, estimó Carlos Ayala, abogado y expresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Fue al comentar el pedido del líder opositor venezolano Henrique Capriles, quien formalizó la petición del reconteo de los votos ante el Poder Electoral en Venezuela, luego de los resultados electorales del domingo pasado, en los que el candidato chavista Nicolás Maduro le ganó a Capriles Radonski por menos de dos puntos porcentuales.

“Yo diría que el día de [ayer] cierra mucho mejor por la sensación de que sí vamos a ir al reconteo, a pesar de unas declaraciones infelices de la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia Venezolana. […]”, refirió en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[…] Uno lee algún pronunciamiento como el de don Vicente Rangel [periodista] que estas cosas hay que resolverlas mediante el diálogo político, sondeos de opinión que dicen que el 80% de la población venezolana e inclusive de ambos bandos aprueba el reconteo, me permite al día de hoy tener una sensación de optimismo, de que esta crisis política –por llamarla de alguna manera– va a tener como debe ser una solución política en el reconteo y auditoría de los votos”, agregó.

Un craso comportamiento político de Maduro
El jurista consideró, en ese sentido, que hubo un craso comportamiento político en el caso del presidente venezolano Nicolás Maduro, quien en un primer momento dijo estar de acuerdo con que se lleve a cabo un recuento de votos.

“Ahí hubo un craso comportamiento político, porque en las palabras de Nicolás Maduro en la noche del domingo y minutos después de que se dio el resultado oficial, él dijo que había hablado con el candidato Capriles, que él había pedido el recuento y que él estaba de acuerdo en que se abrieran todas las cajas. Es más, dijo una frase que de repente allí salen más votos, de los que sacamos. ‘Estoy dispuesto a que se abran todas las cajas’, ese mensaje que se oyó en todo el país fue escondido y, después, desdibujado”, anotó.

Liderazgo de Chávez era personalista y no transferible
Por otro lado, manifestó que el liderazgo del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez Frías era de naturaleza personalista y no transferible. Explicó que una parte del electorado se siente liberado, al considerar que ha desaparecido el caudillo.

“Interpreto en el caso venezolano, que el liderazgo de Hugo Chávez era un liderazgo de naturaleza personalista, no transferible. Era un liderazgo donde importantes sectores de la población tenían una adhesión que algunos han definido hasta cuasi religiosa con un caudillo, pero es una adhesión personalísima. Por otro lado, al desaparecer el caudillo, se siente liberado su adherente de buscar otras opciones”, mencionó.

Asimismo, resaltó la campaña realizada por Henrique Capriles, líder opositor en las últimas elecciones, al hacer un llamado a la no polarización y que había que respetar las discrepancias. Fue al comentar el apoyo recibido a su candidatura, por parte de los electores venezolanos.

“Todos reconocen que la campaña de Capriles fue excelente, no llamando a la polarización, llamando inclusive que todos debemos ir unidos, que los venezolanos somos todos, bajo una misma bandera y que hay que respetar las discrepancias. [Capriles] dijo, ¿qué sería de los venezolanos sin los chavistas y los no chavistas?, que los programas sociales tenían que continuar, pero con más eficiencia para que llegaran a sectores más amplios de la población, que él iba a incluir a los funcionarios públicos así fueran chavistas, pero que a la cabeza indudablemente tenían que aclarar cuentas”, enfatizó.

El elector chavista se mudó a Capriles
Acotó, por otra parte, que el discurso de inclusión y no persecución caló en un sector importante de una población venezolana cansada del insulto y la confrontación. Refirió que por primera vez un sector del elector chavista se mudó y apoyó a Capriles.

“El elector chavista se mudó a Capriles y yo creo que eso explica qué hace un millón de votos por primera vez en 14años [apoyándolo]. Lo digo porque en elecciones pasadas lo que había ocurrido es que la oposición subía y el chavismo subía. Ya en octubre el presidente Chávez apenas subió 500 mil votos y Capriles subió 2 millones de voto, pero no había un trasvase de votos chavistas a la oposición. Esta es la primera vez que se ve, que el elector chavista entre 800 mil y un millón de personas que habían votado por Chávez votan por la opción de oposición”, precisó.

“Yo creo que la situación es que los liderazgos mesiánicos, caudillistas no se transfieren automáticamente y, en este caso, por más que se utilizó el funeral del presidente Chávez y su imagen, y en cada mitin se ponía las palabras del presidente Chávez designando a Maduro, eso no fue suficiente para que un importante sector del electorado dijera que mi fidelidad era con el presidente Chávez; muerto el presidente Chávez me siento liberado de buscar otra opción”, acotó.

Elecciones en Venezuela no fueron del todo libres
Indicó, finalmente, que es cierto que las elecciones venezolanas no fueron del todo libres y que existe una serie de denuncias documentadas de que hubo una especie de voto asistido.

“Lo de lo amarrado sigue siendo cierto, en una serie de denuncias que se han documentado de centros de votación, donde estuvieron amedrentados [los electores], donde hubo por sectores oficialistas el voto asistido, que es el que te van a buscar a tu casa, y una persona del partido vota al lado tuyo viendo como tú votas, si tú eres beneficiario de una misión”, señaló.

“Hay una serie de denuncias que ya se han documentado y que ya tendremos la oportunidad de ver a la luz pública, que de todas maneras dice que la elección no fue del todo libre”, finalizó.