jueves, 25 de abril de 2013

Estiman que puede haber fundamentalismo y lobbies detrás de los que se oponen a compra de La Pampilla

Ideeleradio.- Creo que hay un tema de fundamentalismo y algunos lobbies detrás de los que se oponen al interés del Gobierno por comprar los activos de Repsol en el Perú, tales como la refinería de La Pampilla y sus más de 300 grifos, sostuvo Julio Gamero, ex viceministro de Trabajo.

“[¿El escándalo por la compra a Repsol podría ser un asunto ideológico y el otro puede ser comercial?] Yo creo que hay de dos tipos, hay un tema de fundamentalismo, que por principio dicen que todo lo que hace el Estado es malo y, segundo, pueden haber lobbies para buscar dejar esa cuota de mercado para negocios privados”, mencionó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Hay que recordar que Primax, es uno de los socios de ENAP de Chile que es la Empresa Nacional de Petróleo. Entonces, por un lado, empresas estatales de otros países sí pueden invertir acá, pero nuestra empresa de petróleo estatal ¿no puede invertir?”, cuestionó.

No me parece que crecimiento puede afectar por compra a Repsol
El economista consideró, en ese sentido, que no debería armarse tanto escándalo por el interés del Estado en la refinería La Pampilla y rechazó que se pueda afectar el crecimiento del país. En tal sentido, refirió que esta compra daría más rédito al Estado, al entrar en el tema de las gasolineras.

“[¿Si el Estado se mete ahí, el crecimiento se puede caer?] No me parece, porque además Petroperú está por listar en la Bolsa de Valores, entonces está con las prácticas de gobierno corporativo, de ratio financiero, que no la presentan como una entidad pública manejada de hace 30 o 40 años. Petroperú más bien para competir bien en el mercado debe buscar ese tipo de integración”, dijo.

“Hoy día Petroperú está dedicado al refino, compra petróleo, lo refina y lo vende y tiene un margen pequeño. En cambio, las empresas estatales de otros países que están acá como Petrobras, Ecopetrol, la misma NHK que es una empresa coreana, esas empresas están dedicadas a la explotación, exploración y a la venta. Petroperú estaría entrando a un negocio que lo conoce, que es la refinería, y a un negocio que, efectivamente, daría más rédito para el Estado que es el tema de las gasolineras. Por ese lado, no debería armarse tanto escándalo”, argumentó.