miércoles, 3 de abril de 2013

Chehade sobre caso Brujas de Cachiche: No hubo delito y ‘una golondrina no hace el verano’

Ideeleradio.- Yo cometí una imprudencia, pero no un delito ni ninguna irregularidad, y creo que “una golondrina no hace el verano”, manifestó el congresista Omar Chehade, al ser consultado por la controvertida reunión con agentes de la Policía en el restaurante Brujas de Cachiche en torno al caso de la azucarera Andahuasi.
 
“Yo cometí una imprudencia, no un delito, ni ninguna irregularidad. Yo he reconocido esa imprudencia, por mi falta de experiencia, fui bastante informal, pero de los errores uno aprende. Me disculpé, pagué esa imprudencia, esa falta de experiencia política, reconocí mi error, pedí disculpas, y creo que eso no me invalida porque creo que ‘una golondrina no hace el verano’”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
“Estamos en una etapa de recuperación, estamos trabajando por el país, hemos presentado proyectos importantes de reforma constitucional, como la bicameralidad, el retorno del Senado, la eliminación del voto preferencial, la eliminación del voto obligatorio, sancionar a los congresistas tránsfugas. Estamos colaborando con la bancada y con el gobierno, y creo que este error político ha hecho fortalecer más a mi persona con mi familia, reencontrarme de alguna manera con mayor solidez y con mayor solvencia para no cometer este error inicial”, indicó.

 

Abanderado de la lucha contra la corrupción 

Chehade Moya, quien se desempeño como ex integrante de la Procuraduría Ad Hoc para el caso Fujimori-Montesinos, enfatizó finalmente que a lo largo de toda su vida profesional ha sido uno de los abanderados de la lucha contra la corrupción.
 
“Toda mi vida la he dedicado a los temas jurídicos, a los temas profesionales, sino también a luchar contra la corrupción con éxitos bastantes importantes, digamos reconocidos, por aqueos y por troyanos y, en los temas de corrupción creo que nosotros no hemos sido los únicos, pero uno de los abanderados de ellos”, refirió.
 
Como se recuerda, Omar Chehade fue suspendido 120 días y tuvo que renunciar a la segunda vicepresidencia de la República tras revelarse que se reunió el 8 de octubre de 2011 en un restaurante miraflorino con tres generales de la Policía para supuestamente influenciar sobre estos con el fin de que ejecutar un desalojo de la actual administración de la azucarera Andahuasi en favor del Grupo Wong.