martes, 26 de marzo de 2013

Procuraduría: Caso Global CST debe verse en una sola fiscalía

Ideeleradio.- Por principio de unidad, el caso Global CST debería verse en una sola fiscalía para evitar decisiones contrapuestas, divergentes y que no contribuyen al esclarecimiento de los hechos, aseveró el procurador anticorrupción Julio Arbizu, al comentar la suscripción del contrato entre el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y dicha empresa israelí para que se capacite a los soldados destacados al Vraem.

“Me parece importante decir que este caso Global CST que hoy tiene dos instancias de investigación, es decir está en la fiscalía suprema, en virtud a la denuncia de la Procuraduría y está en la fiscalía provincial por la denuncia de la Contraloría, debería verse por principio de unidad en una sola fiscalía, si no vamos a tener lo que hemos tenido históricamente decisiones a veces contrapuestas, divergentes, lo que no contribuye a la certidumbre judicial o al esclarecimiento de los hechos”, anotó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

El abogado del Estado reafirmó, asimismo, que se habrían cometido irregularidades en el contrato con Global CST y ratificó su parecer sobre las supuestas responsabilidades de los exministros Rafael Rey y Hernán Garrido Lecca, quienes habrían tenido niveles de participación activa en la firma del convenio. Según él, hubo una concertación previa a la firma del acuerdo, aspecto que dijo fue señalado por la misma Contraloría General de la República.

“[¿Cuál es la responsabilidad de ambos?] Nosotros hemos solicitado la investigación en el caso del exministro Rey por el delito de colusión. Ha habido una concertación previa, inclusive en la elaboración de las bases administrativas en la que habría por lo menos tenido conocimiento el exministro Rafael Rey, quien recibió 15 días antes de la elaboración de las bases y antes de la firma del contrato una comunicación del vicealmirante Renaldo Pizarro en la que decía que el contrato se había preparado con participación de los técnicos del Comando Conjunto y además de los funcionarios de la propia empresa”, declaró.

“Es decir 15 días antes de la preparación de las bases ya se habría no solo tomado contacto, sino que se habría intervenido en la elaboración de un precontrato”, agregó.

Garrido Lecca creó necesidad
Finalmente, Arbizu Gonzáles comentó que en el caso de Hernán Garrido Lecca, queda absolutamente claro, con la propia declaración sostenida del exministro Antero Flores-Aráoz, que fue el exministro quien presentó la empresa israelí a los funcionarios que finalmente aprobaron este contrato.

“Algo más que no se ha dicho con suficiente fuerza, es sobre la necesidad que podría haber tenido el Ejército de capacitarse que no es la misma que la necesidad de contar con la asesoría de esta empresa en particular. Sin embargo, Garrido Lecca crea esta necesidad que hemos advertido y tiene como consecuencia la firma de este contrato que a todas luces como dice la Contraloría ha perjudicado al Estado”, finalizó.