miércoles, 13 de marzo de 2013

INPE: Convenio con un traficante es una mentira grosera que debe aclarar el alcalde de La Esperanza

Ideeleradio.- Es una mentira grosera que se haya recibido alguna donación de bloqueadores y menos de un traficante de armas, aseveró el jefe del INPE, José Luis Pérez Guadalupe, al señalar que las explicaciones correspondientes las deberá dar el alcalde de la Municipalidad de La Esperanza, Daniel Marcelo.
 
“El INPE no ha recibido ninguna donación de bloqueadores y menos de un traficante de armas. No hemos firmado convenio con un traficante. Esas dos cosas de por sí son mentiras […] He pedido que se rectifique cinco veces, de mentiras groseras como esta también, pero no se ha hecho”, afirmó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
 
El titular del INPE señaló que en el convenio queda establecido que quien dona los bloqueadores era el municipio de La Esperanza. Consideró que resultaba interesante que los gobiernos locales participaran en la seguridad ciudadana a través de la ayuda al penal El Milagro en Trujillo y precisó que fue en este contexto que se firma el convenio.
 
“Hasta donde sé, y repito eso lo aclarará más el alcalde de La Esperanza, es que se hace una licitación para la instalación y ahí no interviene el INPE. El convenio se firma en noviembre, ya para la instalación del cableado. El alcalde le presenta al director regional del penal a un señor que va a ir a instalarlos, ese es el señor el famoso [Jean Pierre Denisse Oyarzabal]. Ahí recién entra a tallar, porque se supone que esa es la empresa que gana la licitación o la buena pro, para la contratación para el cableado y ahí recién aparece ese señor. Nosotros no lo conocíamos de nada”, explicó.
 
Comentó que los ministros de Justicia, Eda Rivas, del Interior, Wilfredo Pedraza, y él mismo viajaron a Trujillo y que es en el contexto de la inauguración de unos talleres en el penal El Milagro en donde conoce a Denisse Oyarzabal.
 
“Entramos en la noche, el director regional del INPE, el director del penal El Milagro, al penal para supervisar las obras sobre unos talleres a inaugurar. Y ahí es donde nos encontramos con un señor Jean Pierre, que es el que va a entregar los celulares, supuestamente al día siguiente. Entonces dijimos, ahora sí vamos hacer una prueba y no pudo hacerla. Es ahí donde yo discuto con él y me doy cuenta que no conocía nada de lo que eran bloqueadores ni celulares. Para mí este señor era quien había ganado la buena pro para la instalación del cableado y punto. Y al día siguiente nunca llegó él ni nunca llegaron los bloqueadores”, puntualizó.