lunes, 25 de marzo de 2013

IDL-Reporteros: Se debe identificar a pesqueras que depredaron anchoveta

Ideeleradio.- Debe haber una investigación y ponerse en blanco y negro la responsabilidad de las empresas pesqueras que depredaron la anchoveta, aseveró Milagros Salazar, periodista de IDL-Reporteros, al cuestionar que no se haya sancionado a las compañías que mostraron evidencias de manipulación en sus balanzas.

“[¿Habría que exigir al Gobierno no solo mirar hacia adelante, sino ver qué pasó y quiénes lo permitieron esta depredación de anchoveta?] Sí claro, de hecho que sí tiene que haber una investigación, tiene que ponerse en blanco y negro las responsabilidades. Quizás ahí no hay mucha claridad, se está pensando en mirar aquí en adelante, pero sí debería haber”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

La colaboradora de IDL-Reporteros cuestionó, del mismo modo, que no se haya sancionado a las empresas que tenían mostradas evidencias de manipulación en sus básculas industriales. La periodista criticó, además, que no se hayan presentado los resultados de las auditorías.

“Una de las cosas que permitió la investigación de IDL-Reporteros es que ahora, en cada temporada, hayan auditorías al software de las balanzas porque antes no se hacían. Eso sí hay que decirlo, cada temporada se hace una auditoría ¿Por qué no se hacen públicos los resultados de estas auditorías? También creo que una manera de avanzar en regular y decir cómo hemos llegado a este punto y quiénes son los responsables, incluyendo a autoridades que estuvieron en su momento, sería lo más saludable porque el borrón y cuenta nueva no funciona”, agregó.

Había un cogobierno con empresas pesqueras
Estimó que existía una suerte de cogobierno con las empresas pesqueras, las cuales tenían la capacidad de poder influenciar en las normas que se emitían en el sector. Resaltó que la ministra de Producción, Gladys Triveño, haya fijado una posición en el sentido de que ella representa al ente regulador.

“Lo que vemos es una pugna de poder y encontramos que el grupo empresarial dominaba este sector, tenían la capacidad de poder influenciar en normas, hacerlas, poner autoridades, influenciar en las decisiones. Había un cogobierno por decirlo de alguna forma”, refirió.

“Con esta nueva posición de la ministra lo que hace es decir, ‘yo soy el ente regulador, no puedo tomar las decisiones en acuerdo de los grupos empresariales’. Hay una señal clarísima, yo soy Estado y no empresa. Ha fijado una posición que antes no estaba clara”, opinó.

Recordó que la Ley de Cuotas de Anchoveta fue elaborada por encargo de las empresas pesqueras, quienes contrataron a una empresa consultora y que la pusieron al servicio del extitular del sector Rafael Rey. “Esto significaba en resumen la repartición del mar, del principal recurso pesquero del país. Estamos hablando de mucho dinero”, declaró.

Hay mucho ruido y medias verdades
La colabora de IDL-Reporteros se pronunció, asimismo, en torno a las declaraciones de la titular de Producción, Gladys Triveño, quien señaló que no es ministra de ocho empresas, sino de todos los peruanos, ante las críticas del empresariado contra la norma que prohíbe la pesca industrial entre las millas 5 y 10 a lo largo del mar peruano y que busca favorecer a la pesca artesanal.

“Sé que después de la dación de esta norma, ha habido reuniones con los empresarios, con pescadores para ver de qué manera se puede mejorar, pero no es suficiente para ellos […] Hay contraataques en contra de la ministra, y lo que yo veo que hay mucho ruido, hay medias verdades que están ahí circulando y los temas de fondo es sobre quiénes son los responsables para que hayamos llegado a este punto, a este nivel de la población de anchoveta, porque no hay un fenómeno de El Niño de por medio”, precisó.
Consideró, finalmente, que al Gobierno le ha disgustado que se haya continuado con esta práctica, a pesar de la primera advertencia que se les había formulado.

“Lo que le ha disgustado a Palacio es que a pesar de una primera advertencia se haya continuado con una práctica de ese tipo. Además que se haya salido a atacar cuando ha habido una alerta natural del Estado, que debe cumplir con su rol regulador. De pronto hay una ministra que encuentra una serie de problemas”, acotó.

“El decreto que tanto fastidia a los empresarios, realmente, los agarró de sorpresa a los empresarios. Normalmente antes de empezar una norma se les consultaba. Esta vez sale la norma y los agarra desprevenidos. Hay una nueva forma, es un cambio y molesta”, concluyó.