jueves, 7 de marzo de 2013

IDL: Caso Curva del Diablo se resolvería en 15 o 30 días aproximadamente

Ideeleradio.- La Sala Penal Liquidadora Transitoria de Bagua decidiría en 15 o 30 días el archivo o el inicio de un juicio oral contra los dirigentes procesados por el caso de la Curva del Diablo, en torno a los lamentables sucesos del 5 de junio del 2009, adelantó Juan José Quispe, abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL).

“[¿Cuándo decidirá la sala?] No hay un plazo exacto, pero de acuerdo a la práctica judicial debe ser entre 15 y 30 días. El mismo magistrado [Gonzalo Zabarburú Saavedra] ha dicho que por la complejidad de los hechos esto va a demorar un poco”, expresó a Ideeleradio.

“Lo que puede suceder es que se archiven algunos delitos o nos vamos a un juicio oral o atiende el pedido de los abogados de las partes y le devuelve y le pide al fiscal que reformule su acusación”, acotó.

Ministerio Público carece de medios probatorios
Según el letrado, el fiscal superior Edwin Humberto Vargas Daza demostró que el Ministerio Público carece de medios probatorios para acusar a los dirigentes nativos de asesinar a 12 policías y ocasionar lesiones graves a otros 18 efectivos en la “Curva del Diablo”.

“Se ha demostrado que el fiscal no tiene argumentos, no tiene medios de prueba necesarios que nos conduzcan a un juicio oral. Se ha demostrado que el fiscal negligentemente acusó por una disposición de la Sala Liquidadora de Bagua”, dijo. “La sala hoy mismo ha dejado en claro que es independiente y que, en todo caso, si la sala ordenó no era que le ordenara acusar, porque el fiscal puede acusar o archivar el caso. Sobre todo si no hay pruebas contundentes contra los líderes de las comunidades indígenas”, acotó.

No hubo indefensión
Finalmente, Juan José Quispe aseguró que las 53 personas procesadas fueron patrocinadas por 14 abogados, quienes tuvieron 10 minutos de exposición para argumentar la defensa.

“Todas las personas [procesadas] han estado representados por abogados particulares de ONG de derechos humanos y por abogados del Estado. No habido indefensión el día de hoy, todos en un lapso de 10 minutos hemos argumentado por qué la acusación tiene vicios gruesos de imputación contra los acusados y definitivamente la sala va a tener que actuar con tino y evaluar si nos vamos a un juicio oral o no”, concluyó