lunes, 11 de marzo de 2013

Guerra García: “Si mentir doliera, Marco Tulio Gutiérrez estaría pegando de gritos”

Ideeleradio.- “Si mentir doliera, Marco Tulio Gutiérrez estaría pegando de gritos”, manifestó Gustavo Guerra García, vocero de la campaña por el “No a la revocatoria”, al subrayar que la salida de la alcaldesa Susana Villarán significaría que en el futuro existan dos transferencias de poder que generarían retrasos terribles, además de la paralización de obras y la pérdida de recursos del Estado en eventuales nuevos comicios.

Fue al comentar las declaraciones del promotor de la revocatoria, quien reiteró que las inversiones en Lima no se verán afectadas en caso de que la burgomaestre sea revocada de su cargo.

“Si mentir doliera, el señor Marco Tulio Gutiérrez estaría pegando de gritos. Todos los cambios de administración, ya sea del Gobierno Nacional, provincial o de un gobierno regional siempre hay un periodo de planificación y genera momentos de lentitud, […] por lo tanto, es obvio que dos transferencias de poder van a generar retrasos terribles, porque hay que tomar un montón de decisiones, y esas decisiones tienen que ser tomadas con mucho cuidado porque tienen responsabilidades administrativas, civiles y penales”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Cuando uno mira el informe de la revista Poder, que analiza los primeros dos años de todas las gestiones anteriores a la de Susana Villarán, lo que uno encuentra es que siempre se hace poco al inicio, porque cuando hay una transferencia de poder el nuevo equipo se demora en acomodarse y en revisar las cosas, entonces es obvio que van a haber retrasos en los 7 mil millones de soles de inversiones que el municipio de Lima ha generado, si se interrumpe el mandato de Susana Villarán a la mitad”, anotó.

Guerra García argumentó, en ese sentido, que cualquier administración que comience una nueva gestión demorará en la toma de decisiones, porque, además, en términos de inversión privada es fundamental el neto entendimiento entre el municipio y los diferentes inversionistas privados que están a cargo de los proyectos.

Hay una angurria tremenda en voceros de Sí
Remarcó que los revocadores tienen una “maximización de la angurria” porque estimó que a los promotores del Sí no les importa revocar a Susana Villarán, sino “bajarse” a todo el Concejo Metropolitano para adelantar las elecciones y volver antes al poder. Reiteró que la revocatoria implicaría la perdida de millones en procesos electorales y el aplazamiento de la creación de empleo.

“Creo que en el caso de los representantes del Sí, hay una angurria tremenda, ellos tienen tanta necesidad de volver a manejar recursos públicos, que se sienten muy mal de no poder esperar hasta octubre del 2014 y están forzando un adelanto de elecciones y una interrupción de mandato con el único propósito de volver unos cuantos meses antes al poder, ese es su intento”, advirtió.

“Y su angurria es tal que están dispuestos a dejar a que en Lima gobierne una persona que es un regidor que nadie eligió para ser alcalde, y que no está preparado para ser alcalde, perjudicando todo el esquema de obras de la actual administración, y además sujetos a una siguiente campaña electoral para tener otro alcalde que solo va a durar un año, y luego una siguiente transferencia de poder”, puntualizó.