miércoles, 13 de marzo de 2013

Flores-Aráoz: Es absolutamente falso que haya hecho gestiones con Colombia sobre Global CST

Ideeleradio.- Es absolutamente falso que haya hecho gestiones ante las altas autoridades colombianas de ese entonces, para intercambiar información respecto a la empresa israelí Global CST de Colombia, sostuvo el exministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz.
Fue al desmentir el contenido de un documento que presentó Global CST en la que –según el procurador Julio Arbizu– se señala que Alan García y Antero Flores Araoz se habrían comunicado con sus homólogos Álvaro Uribe y Juana Manuel Santos para intercambiar información respecto a esta compañía.

“[¿Usted hizo gestiones en Colombia para traer a Global CST?] Es absolutamente falso, la única relación que he tenido con esta empresa fue haber aceptado que concurrieran a mi despacho, no a las Brujas de Cachiche, no a una suite del Hotel Country Club, y en ningún otro lado”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Fue en mi despacho [que los recibí], pasando por todos los registros como es usual y normal, o sea a la luz de todos los controles que pudieran existir, es la única oportunidad me dieron un brochure, me dieron una propuesta, la trasladé al Comando Conjunto de las Fuerzas Armados, dos meses y medio después salí de ministro, nunca tuve la evaluación en mis manos y nunca supe más”, puntualizó.

Dijo que si hubiera tenido la oportunidad de conversar con el entonces ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, en torno al entrenamiento de unidades antiterroristas especiales, hubiera preferido que los efectivos que fueron capacitados por esa empresa hagan lo propio con los militares peruanos de Estado a Estado.

“Si yo hubiera sabido y realmente, si se hubiera verificado que esta empresa, que puede haber hecho un buen trabajo satisfactorio en Colombia, evidentemente le hubiera pedido al presidente de Colombia, Álvaro Uribe o al ministro Juan Manuel Santos en ese entonces con los que tenía frecuentemente conversaciones, que me permitieran que la gente que había sido entrenada en Colombia pudiera entrar a los nuestros de Estado a Estado, pero no sucedió”, explicó.

La única conversación que tuve fue con Garrido y Ziv
El ex ministro de Defensa ratificó que fue a pedido de Hernán Garrido Lecca que se reunió con el presidente de la empresa Global CST, Israel Ziv, en la sede de dicho portafolio y que nunca habló de este tema con el entonces presidente García. Dijo desconocer la participación que hayan tenido Hernán Garrido Lecca y el colombiano Camilo Montaño en la firma de este contrato.

“[¿Conversó con Alan García sobre este tema?] Nunca la única conversación que tuve fue con Garrido y el general, recibí los papeles, los recibí y nunca supe más del tema, todos presumen que este fue un mal contrato, yo no lo puedo saber, si fue bueno, malo o regular, eso hay que preguntárselo al Comando Conjunto que sabe si nos sirvió o no. Se dice que se perdieron 40 millones, parte de ellos eran impuestos que pasaron del bolsillo derecho al izquierdo del propio Estado, que debieron ser pagados por la compañía”, opinó.

“[¿Cuál fue la participación de Hernán Garrido Lecca y del colombiano Camilo Montaño?] No lo sé, porque yo no me acuerdo que hayan estado en mi despacho, yo me acuerdo de un general israelí Ziv, no me acuerdo bien el nombre, pero hemos conversado y de Garrido Lecca. Probablemente los otros se hayan quedado en la sala de espera, yo no me acuerdo de los otros”, declaró.

No tuve alguna recomendación de Colombia
Finalmente, indicó que no recibió en absoluto ninguna recomendación del entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe y ni de su ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, a favor de la empresa israelí. Descartó que en algún momento se haya evaluado la posibilidad de realizar un contrato de Estado a Estado con el Gobierno de Israel para ayudar en el entrenamiento de personal militar en el VRAEM.

“En absoluto [no tuve alguna recomendación de Colombia] más aún me hubiera gustado para hacer una relación de Estado a Estado con Colombia, con el que además teníamos mucha relación por el tema del Putumayo, nosotros hacíamos contención, ellos presionaban a las FARC, pero nunca me hablaron de esta empresa, habiéndolo podido hacer, porque Juan Manuel Santos [entonces ministro de Defensa] nunca me habló de esta empresa”, subrayó.

“[¿Consideró alguna vez la posibilidad de que el entrenamiento entre Estado y Estado sea con Israel?] Nunca jamás, la verdad que no se me había ocurrido, además no le veía en lo personal el expertiz a un país que está en zona sumamente árida respecto a operaciones que tienen que hacerse en zonas de gran boscosidad, como la selva”, concluyó.

Elbit Systems ha estado en el Perú desde 1974
Por otra parte, subrayó que la empresa Elbit Systems ha firmado contratos con el Estado Peruano desde 1974 y no desde su gestión. El exministro negó, del mismo modo, que haya habido algún acto irregular en recibir a los directivos de esa empresa.

“Se dice Elbit Systems, a Elbit Systems lo recibí como recibí a todo el mundo una sola vez y esta empresa que es relacionada con Tadiran Communication que después se fusionaron, han trabajo para el sector Defensa y le ha vendido desde 1974, es un monstruo de empresa [Elbit Systems], he entrado a su página web y es impresionante todo lo que hacen”, relató.

“Los contratos con esta empresa Elbit Systems siempre lo ha habido desde 1974 y con cada una de las armas, no solamente con el sector Defensa, cada una son unidades ejecutoras, o sea te piden una reunión en que te dicen me presento para que usted sepa quiénes somos y después me piden que quieren atención y me quien invitar a comer y yo les digo que no, porque yo solo recibo en mi despacho. El funcionario público tiene la obligación de recibir porque es un servidor público eso no significa decisión ni mermelada”, puntualizó.

Finalmente, Flores-Aráoz Esparza aseguró que las investigaciones tienen que ser tomadas con mucha tranquilidad a fin de no afectar la honorabilidad y buena reputación de las personas investigadas.

“Estas cosas hay que verlas con mucha tranquilidad, porque a veces se puede afectar el honor, la reputación, el buen nombre de las personas con dejar sembraditos, cositas, por poquitos y las dudas, y se hace mucho daño, yo estoy convencido de que Rafael Rey es una persona honorable”, enfatizó.

Como se recuerda, las compañías israelíes Elbit Systems, proveedora de equipos electrónicos, y Global CST, de asesoramiento en la lucha contra el terrorismo, suscribieron contratos con las Fuerzas Armadas por más de 120 millones de soles entre 2008 y 2010, durante el segundo gobierno de Alan García, ambas empresas fueron promovidas por los ex ministros apristas Rómulo León Alegría y Hernán Garrido Lecca, respectivamente