viernes, 1 de marzo de 2013

Cristóbal Barrios: Comunidad San Juan Bautista de Cañaris dispuesta a dialogar con Ejecutivo


Ideeleradio.- La Comunidad San Juan Bautista de Cañaris está dispuesta a dialogar con el Ejecutivo para solucionar el conflicto social que ha generado el proyecto Cañariaco de la empresa canadiense Candente Copper, afirmó el dirigente Cristóbal Barrios Carrillo, quien pidió mayor respeto a los usos y costumbres de esta población.

“La comunidad [San Juan Bautista de Cañaris] mantiene una cultura viva, una etnia ancestral, que ha sido reconocida en el año 1787, ni siquiera con la presencia de los españoles ha sido conquistada. Hoy pues el Gobierno y la empresa quieren tratar de conquistar con un puesto de trabajo para los hermanos que viven acá. Es bastante preocupante nuestra situación”, expresó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Nosotros como vivos representantes de los 45 caseríos y 3.562 comuneros calificados, representamos a estos comuneros hábiles y estamos en espera que mañana esté presente el Ejecutivo y diversas organizaciones y se pueda conversar en la comunidad [para solucionar el conflicto]”, agregó.

En desacuerdo con la exploración en cabeceras de cuenca
Explicó que la población de San Juan Bautista de Cañaris está preocupada por la expansión de la empresa canadiense Candente Copper, que actualmente tendría un alcance de 32 mil 200 hectáreas. Reiteró que la compañía minera no cuenta con el consentimiento de la comunidad.

“La población no está de acuerdo con la exploración, explotación, en cabeceras de cuenca, que es bastante preocupante para los agricultores. El año pasado reiteradas veces hemos viajamos a visitar al Gobierno central, a todos los ministerios, y hasta ahora no hay ningún acuerdo”, acotó.

“Hemos dado a conocer los acontecimientos en la población cañarense bajo la asamblea general, que de acuerdo a la ley de las comunidades campesinas, el Gobierno debe respetar a las comunidades y eso se ha dado a conocer a los diferentes ministerios”, manifestó. 

Finalmente, estimó que la mesa de diálogo que instaló el Ejecutivo en la provincia de Ferreñafe fue para “congelar” las demandas de la población.

“Estas autoridades que dirigen nuestro país han hecho caso omiso a nuestras demandas y más bien apoyan a la empresa minera. Es bastante preocupante que nuestros representantes del país tomen este tipo de acciones. Venimos desde el año pasado y hasta ahora no hay solución y han formado una mesa que de repente es para congelar la lucha que ha emprendido la comunidad de San Juan”, concluyó.