viernes, 22 de marzo de 2013

Advierten que Ecuador, Bolivia, Venezuela y Nicaragua seguirán creando mecanismos para entorpecer trabajo de la OEA

Ideeleradio.- Ecuador, Venezuela, Bolivia y Nicaragua seguirán creando nuevos mecanismos para entorpecer el trabajo de la Organización de Estados Americanos (OEA), que lleva discutiendo por más de 21 meses una serie de reformas que afectarían a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sostuvo Katya Salazar, directora ejecutiva de la Fundación para el Debido Proceso Legal (DPLF).

Fue al comentar la asamblea extraordinaria de cancilleres y representantes de los estados miembros de la Organización de Derechos Humanos (OEA) que hoy cerrará un proceso de reformas a la CIDH, con aspectos que se vinculan al financiamiento que afectaría la Relatoría de la Libertad de Expresión.

“Son muy pocos países, lo que pasa es que a pesar de ser pocos han hecho mucho ruido alrededor del tema. Entonces, si la resolución se decidiera llevarla a votación, creo que perderían. Ahora, claro estratégicamente estos Estados no van a querer ir a una votación porque saben que perderían. Van a seguir promoviendo nuevas iniciativas, nuevas posibilidades, nuevas ideas para arrastrar la cosa”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Yo espero que la asamblea termine con una resolución que no afecte a la Comisión Interamericana, que no se afecte el tema del financiamiento que es donde se entrampó la discusión los últimos días, pero esto no creo que signifique que las cosas van a quedar allí. Yo estoy segura que estos países que han estado bloqueando el consenso van a seguir creando nuevas formas y nuevos mecanismos para entorpecer el trabajo de la OEA, que está dedicado a este tema hace 21 meses”, acotó.

La especialista dijo que en ningún escenario dentro de la asamblea saldría contenta porque este proceso ha sido muy desgastante para todos los actores relacionados con el Sistema Interamericano. Cuestionó, incluso, el rol de estos países al punto que –dijo– han creado mucho ruido al interior de la OEA.

“Yo quiero creer y espero que la resolución que se apruebe sea una resolución que no vaya a perjudicar a la Comisión interamericana, porque a pesar del ruido, de la bulla y hasta del circo que algunos Estados han armado alrededor de algunos temas, como el tema del financiamiento que afectaría directamente a la Relatoría para Libertad de Expresión”, apuntó.