miércoles, 6 de marzo de 2013

Adrianzén: Nicolás Maduro mantendrá política de distancia con EE.UU. con un tono más cuidadoso

Ideeleradio.- Si el vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, gana las futuras elecciones, mantendrá la política de distancia respecto al gobierno de los Estados Unidos, pero con un tono más cuidadoso, sostuvo el analista internacional Alberto Adrianzén, tras considerar que es un error pensar que tras la muerte de Hugo Chávez se vayan a debilitar los gobiernos progresistas de la región.

“Yo creo que el tono antiimperialista, antiamericano de Hugo Chávez es irreproducible, ese ‘Míster Danger’ es irrepetible, pero yo sí creo que [Nicolás Maduro] a seguir una política de distancia a Estados Unidos. Maduro es muy cuidadoso con sus palabras, pero esa política de distancia se va a mantener, ahora si Estados Unidos es inteligente tendrá otro sentido de operar en Venezuela, pero yo creo que se mantiene [esa política de distancia]”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Es un error pensar que estos gobiernos o procesos como el de Venezuela, que se repiten [en otros países], cada uno con sus diferencias evidentemente en Ecuador, Argentina, Bolivia, Uruguay y Brasil, están débiles, me parecen que se están fortaleciéndose. El triunfo de Rafael Correa en Ecuador está más allá de lo que uno pueda pensar, yo he sido observador, he estado en las mesas de los escrutinios y ha sido transparente, es un proceso que se está fortaleciendo”, remarcó.

Chávez cambió la diplomacia en América Latina
En otro momento, indicó que Hugo Chávez cambió la forma de relacionarse con los demás jefes de Estado de la región. Precisó que el proceso progresista en América Latina va a superar la pérdida del gobernante venezolano.

“Hoy en día la diplomacia en América del Sur no pasa por estas formas clásicas de la diplomacia, de cosas muy formales, los cocteles, los acercamientos. Hay mucha diplomacia personal, las amistades entre Cristina Fernández (presidenta de Argentina) y Dilma Rousseff (presidenta de Brasil) pesan mucho más que las formas diplomáticas y Hugo Chávez era un genio para eso”, señaló.

“Hugo Chávez era un diplomático, él tenía un trato con los demás presidentes de tú a tú, más de compañero, más de camarada y eso en la diplomacia vale oro, te acorta tiempos, te da confianza, te permite mucho avanzar. Entonces, yo creo que el proceso progresista en América del Sur va a tener la capacidad de absorber está perdida que es muy grave, es un golpe muy fuerte, pero yo creo que el proceso está fortalecido con esa capacidad”, concluyó.