martes, 19 de febrero de 2013

Psicoterapeuta Carmen González duda que Marco Tulio acepte someterse a una evaluación

Ideeleradio.- La psicoterapeuta Carmen González consideró que el abogado Marco Tulio Gutiérrez no aceptaría en la práctica someterse a una evaluación, luego de que su estudio revelara que el promotor de los revocadores tendría una “patología sociopática” y sería una persona “absolutamente mentirosa”.

“Él, cuando ve mi estudio, dice yo me someto a la evaluación. Sería absurdo someterse, primero, porque no lo haría; segundo, que sí va, diría que soy poco neutral; si le nomino otra persona [especialista], diría ‘la doctora’; si viene el Colegio de Psicólogos y le dice [que hacen el examen], ¿él que diría?, que las pruebas también se equivocan, que estuvo tenso, o sea hasta el interminable”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La característica es que no son responsables de nada. ¿Por qué [Marco Tulio] sorprende a los periodistas? Porque lo dice sin ansiedad y con una mentira absolutamente convincente. […] por ejemplo, acaba de decir.’ ¿Yo?, la señora [Carmen Gonzáles] me cae bien’. Imagínate si le cayera mal, o sea es interminable”, anotó.

Explicó que el estudio de la personalidad del revocador se basó en el análisis de todas sus declaraciones y su portal jurídico. Ratificó que Marco Tulio Gutiérrez es una persona sin ética, fría y que no demuestra ansiedad al responder las preguntas de su interlocutor.

“He encontrado que es una persona sin ética, una persona absolutamente mentirosa, pero lo que se nota es que en el presente siempre sale del paso, con media verdad y verdades aparentes. […] Pero no es consciente, el ya viene estructurado de esa manera, no es que piensa rápido, es parte de la estructura sociopática”, sostuvo.

“Ya viene preparado para salir bien, entre comillas. Es una patología sociopática, donde la persona no tiene ética, donde siempre quiere lograr sus objetivos a través de medias verdades, es voraz con el dinero, pero también tiene una voracidad para vaciar al oponente de todo mérito, pero además le quiere minar la autoestima. Entonces, son personas peligrosísimas porque no tienen ansiedad, ellos son fríos, nada los altera, porque desde pequeños han estructurado una manera de ser donde siempre encuentran salidas para escapar”, refirió.