jueves, 28 de febrero de 2013

Presidente del CNM: No soy aprista y si lo fuera no sería un pecado

Ideeleradio.- No soy aprista y si lo fuera no sería un pecado, aseveró el presidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Máximo Herrera Bonilla, al comentar una supuesta vinculación con el partido de la estrella.

“Yo no soy aprista, pero si lo fuera no tendría por qué negarlo porque no es un pecado, ni un delito haber sido aprista. Explico sobre mis cargos, aclarando en principio que no soy aprista. […]”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[…] Cuando yo fui fiscal adjunto trabajé con la doctora Luz Áurea Sáenz, junto con otros fiscales, del 83 al 87 en lo que era la Fiscalía ad hoc de Delitos Tributarios y de Contrabando. Allí trabajé directamente con ella y cuando el Partido Aprista la nombra contralora, un año después ella me invita a trabajar a la Contraloría General de la República. Es por eso que yo accedo a la Contraloría General, por invitación de la doctora Luz Aurea Sáenz, no porque soy aprista”, puntualizó.

El presidente del Consejo Nacional de la Magistratura reiteró que conoció a Áurea Sáenz trabajando en el Ministerio Público y que por esta razón, ella lo invitó a trabajar como lo hizo también con otros funcionarios a la Contraloría. Señaló que un funcionario de ese nivel tiene que armar equipos.

“A mí no me nombra el gobierno aprista, sino la contralora como a muchos otros funcionarios […] Yo llego ahí, me quedo cinco años y me retiro a raíz del golpe del 5 de abril, luego regreso como procurador en el 2001 hasta el 2009, pero ahí no ha habido ningún trabajo donde el gobierno aprista me haya colocado”, insistió.

Asimismo, anotó que en el año 2001 ingresó a trabajar para el Gobierno Transitorio de Valentín Paniagua como procurador del hoy desaparecido Ministerio de la Presidencia y que siguió laborando en la gestión de Alejandro Toledo. Añadió que luego lo nombraron procurador del Ministerio Público.

“Quien me propone como procurador es Nelly Calderón, que no es aprista, [trabajé allí] hasta el año 2003, donde luego me proponen ser procurador en la Unidad Ejecutora del Ministerio de Transportes. Ahí me mantengo hasta el año 2009 y es justamente en el gobierno aprista donde dan por concluido mis servicios. Si hubiera sido aprista hubiera mantenido el cargo hasta el fin aprista y no fue así”, explicó.