martes, 26 de febrero de 2013

Gustavo Carrión: PNP retrocedió 30 años con la reforma planteada

Ideeleradio.- Se ha retrocedido 30 años con la reforma que puso en marcha el Ministerio del Interior, afirmó el exdirector de la Policía Nacional del Perú, Gustavo Carrión, al considerar que con la creación de nuevas direcciones operativas se buscar darle esa institución la estructura que tenía en 1980.

“Yo tengo una lectura, probablemente, diferente de lo que puedan haber hecho ellos [desde Ministerio del Interior], lo que se ha hecho es recomponer las seis instituciones bajo denominaciones eufemísticas. Yo creo que las reformas son para mejorar, con esto se ha retrocedido treinta años”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Según explicó, la Dirección Ejecutiva de Seguridad Ciudadana representa lo que era antes la Guardia Civil; la Dirección Ejecutiva de Investigación Criminal, la Policía de Investigación Policial (PIP); y la Dirección Ejecutiva de Seguridad Integral, la Guardia Republicana.

“Además han elevado a un nivel de esta naturaleza, de las máximas funciones institucionales una Dirección Ejecutiva de Tránsito que cada día es más asunto de los gobiernos locales y lo han elevado a la máxima instancia distrayendo probablemente grandes efectivos en una Dirección Ejecutiva de nivel de la Investigación Criminal, cuando en realidad no lo es. Y, finalmente, han creado una Dirección Ejecutiva de Operaciones Especiales que en otras realidades funciona como Guardia Nacional, acá todo está incorporado en la misma Policía y resulta ser la parte menos policial de la Policía”, recalcó.
Se dejará a la PNP sin personal calificado
En otro momento, advirtió que con la actual reforma algunas dependencias de la Policía Nacional se quedarían sin personal calificado, a propósito de la antigua estructura policial.

“Cuando se reconstituyen con otros nombres las seis instituciones pretenden que los que procedieron de esas instituciones vayan a ocupar los cargos que identificaban a las instituciones precursoras, [Guardia Civil, Policía de Investigaciones y Guardia Republicana], pero se da esto con una realidad que ya cambió totalmente”, refirió.

“Por ejemplo, en Tumbes la mayoría de policías que trabajan eran de la Guardia Republicana porque se especializaban en frontera; cuando se produce la unificación, muchos de ellos se habilitaron para otras funciones, en investigación criminal, en tránsito etc., ¿qué pasaría ahora si es que quisieran regresar a todos esos policías a esas zonas de fronteras? Las demás dependencias se quedan totalmente despobladas, lo cual me parece un absurdo”, opinó.
Propuso, por ello, que todo el personal policial recién egresado de las escuelas de la PNP vaya a las comisarías para combatir la delincuencia de bagatela, que –remarcó– es la que genera la mayor sensación de inseguridad, no solo en el Perú, sino en otros países.

“Creo que si es necesario a partir de una verdadera reforma institucional que todos los policías que egresen de las escuelas vayan a trabajar a comisarías. Yo creo que la célula básica de la función policial está en la comisaría para eliminar la delincuencia de bagatela y que después de dos años en que sean policía y que hayan atravesado por el concepto de ‘policía comunitario’ recién se comiencen a gestionar talentos para poderlos especializar en los diferentes campos que también cumple la policía”, señaló.

PNP no es la Guardia Civil
Inicio Finalmente, criticó que se haya optado por celebrar el día de la Policía Nacional del Perú el 30 de agosto y no el 6 de diciembre. Consideró que en la reforma policial hay una prominencia porque la PNP se asemeje a lo que en el pasado fue la Guardia Civil.

“Encima con datos o hechos que resultan totalmente intrascendentes, pero tienen gran connotación al interior de la institución, […] La policía celebraba su aniversario el 6 de diciembre porque es el día fundacional, [en que] se modifica la Constitución para crear la Policía Nacional. Sin embargo, con esta nueva ley se vuelve a celebrar el día de la Policía un día confesional, el 30 de agosto que es un día de la Guardia Civil y que, por otro lado, es una celebración confesional, es una celebración religiosa que resultaría ser excluyente para todos aquellos que no son católicos”, cuestionó.

“Hay una prominencia de lo que era la Guardia Civil porque el jefe de la Policía Nacional [Raúl Salazar] proviene de ese sector; personalmente yo procedo de lo que era la Guardia Republicana. Me parece casi adjetivo que se celebre tal o cual fecha, pero lo que sí se sienten muy mal son los chicos de la Policía Nacional [que dicen] ‘yo he venido celebrando el día de la Policía el día 6 de diciembre porque ese día se creó la Policía y ahora me están obligando a celebrar el día de la Policía un día confesional’”, concluyó.