lunes, 11 de febrero de 2013

Matute: MP debe verificar participación de Contraloría en contrato con empresa israelí

Ideeleradio.- El Ministerio Público debe definir si la Contraloría General de la República cumplió con su compromiso en el marco del control preventivo que tenía asumir en el contrato del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA) con la empresa israelí Global CS, orientado a adiestrar a los combatientes del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), sostuvo el ex contralor Genaro Matute.

Fue al comentar las declaraciones del general EP (r) Francisco Contreras, exjefe del CCFFAA, quien aseguró que el organismo de control que preside Fuad Khoury participó, asesoró y realizó un seguimiento al polémico contrato entre las FF.AA y la empresa Global CS.

“En ese momento, quien tienen que definir la situación [del contrato entre el CCFFAA y la empresa israelí Global CS. LTD.] es el Ministerio Público para ver qué tanto recomendó, que tanto dio la Contraloría hacia que se tome una decisión equivocada. […] Entonces, habría que establecer cuál fue la participación de la Contraloría y qué tipo de documentación, informes se generaron”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La Contraloría en ese caso tiene un compromiso como le digo nada más, pero no tiene responsabilidad. O sea el compromiso lo que hace es aconseja que no se haga algo porque eso va a generar un problema. Si se ha hecho de todas maneras ya es una irresponsabilidad por el que lo ha hecho”, manifestó.

Matute Mejía indicó que si no estaba inscrita la empresa en el Padrón de Proveedores del Estado, habría que preguntarse por qué la Contraloría General de la República permitió que se firmará el contrato.

“Lo que si podemos decir es que el procedimiento sí estuvo equivocado y eso lo debió decir la Contraloría cuando le preguntaron, esa es la cuestión. Si la Contraloría ha estado desde el principio ahí, debió hacer la pregunta ¿la empresa está inscrita en proveedores?”, cuestionó.

No están libres de responsabilidad
En otro momento, señaló que si bien hubo una participación de la Contraloría esto no exime de responsabilidad a los que cometieron las presuntas irregularidades. Reiteró que para determinar las mismas hay que analizar qué tipo de documentos emitió el órgano de control.

“Más que una responsabilidad del contralor, por lo menos existe un compromiso que toma el contralor en su momento, para dar su opinión respecto a qué se debe hacer o cómo se puede estar haciendo. O sea uno no puede aceptar una situación y después juzgar negativamente el resultado, a menos que realmente hubiera habido faltas graves. Si ha estado siendo consultado, en todo momento la Contraloría debió comunicar, esa es la figura”, precisó.

“La doctrina de control preventivo considera lo siguiente: los problemas de corrupción y los problemas de errores que se puedan cometer son los que generan pérdidas al Estado. Entonces, si la Contraloría tiene la posibilidad de prevenir eso, vamos a ahorrar muchísimo dinero, porque una cosa es prevenir y otra cosa es sancionar con dificultades técnicas de recuperar algo del dinero que se ha perdido. No es que haya una responsabilidad, pero si hay un compromiso de evitar de que se presente cualquier problema”, añadió.

Me preocupan los comentarios de los involucrados
Finalmente, dijo que le preocupan los comentarios formulados por el exministro de Defensa, Rafael Rey, y el exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Francisco Contreras, por el polémico contrato. Consideró que se debe investigar cuál fue la verdadera participación de la Contraloría.

“Me ha tomado a mí un poco preocupado ese comentario que ha hecho tanto el exministro [Rafael Rey], como el ex general que estuvo a cargo del Comando Conjunto [Francisco Contreras]. Ellos dicen que en su oportunidad consultaron con Contraloría, antes, durante y después de la intervención. Ahora esto se estableció en nuestra época como una doctrina de control preventivo, ¿qué significaba esto? La idea del control preventivo es evitar errores o problemas que se puedan presentar”, mencionó.

“Si bien es cierto la Contraloría no asume la responsabilidad del hecho mismo, sí asume una responsabilidad respecto de que está pasando. Entonces, si ha habido una pregunta o un control preventivo antes, durante y después, yo creo que eso por ahí se tiene que comenzar a investigar exactamente. Ahora, de hecho esto no limita los problemas que se han comunicado. Se ha comunicado que las personas no fueron las más adecuadas, hubo problemas de manejo documental, pero que se resuelve, eso de ahí no es tan grave. Habría que ver cuánto realmente sería la naturaleza del problema, o son 40 millones o son una parte y en función a eso habría que examinar cuánto fue lo que se afectó”, concluyó.