jueves, 7 de febrero de 2013

Antonio Zapata: Huaroc debería “cuadrar” a las partes de un conflicto con fuerza y propuestas

Ideeleradio.- El jefe de la Oficina de Diálogo de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Vladimiro Huaroc, debería “cuadrar” a las partes que intervienen en un conflicto con un poco de fuerza y propuesta, sostuvo el analista político e historiador Antonio Zapata.

“Si me preguntas que está impidiendo [que se logre un acuerdo en los conflictos mineros] yo te diría que aquí es el excesivo afán de lucro en este mundo regido por la ganancia. Entonces, ese lucro excesivo, ese afán de tener todo para uno, ese superegoísmo me parece que es la base de lo que impide las soluciones. Si yo fuera Huaroc tendría que ‘cuadrar’ a ambas partes, como todo árbitro cuando tiene dos posturas, pues tiene que acercarlas y para acercarlas es un poquito de fuerza y un poquito de propuesta”, declaro en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Entonces, no sé qué propuesta está haciendo Huaroc, pero hay alguna, tendría yo en la mano alguna iniciativa, oiga [empresa] mina esto se arregla así, oiga pobladores esto tienen que ceder esto acá, entonces tendría iniciativa y me pondría un poquito duro con unos y con otros”, manifestó.

Capacidad de agitadores es la incapacidad de los protagonistas
Inicio En otro momento, sostuvo que la capacidad de los agitadores para generar un problema en una región depende de la incapacidad de los verdaderos protagonistas. Desestimó, del mismo modo, que cree poco que existan líderes antimineros que agitan a la población con discursos radicales para lograr una curul en el Congreso de la República.

“Mira, la verdad que creo poco en ese tipo de argumento porque por un lado no veo muchos líderes radicales que hayan usado esto como catapulta y que ahora estén en el Congreso. Más bien creo que en el Congreso no hay ningún líder radical antiminero, entonces, si el objetivo de ellos sería pararse en ese tipo de movilizaciones para llegar al Congreso, pues no les vendría funcionando porque no están en el Congreso”, mencionó.

“La capacidad de agitadores para hacer un problema, depende de la incapacidad de los verdaderos protagonistas para llegar a un acuerdo, si tú quieres evitar que hayan militares antimineros fregando, llega a un acuerdo con la gente de buena manera, racional, rápido, que les convenga que los deje satisfecho y nunca habrá un radical antiminero que te este moviendo el piso”, concluyó.