miércoles, 16 de enero de 2013

Huaroc ve un escenario preocupante porque existen 64 conflictos y 39 controversias

Ideeleradio.- El informe Willaqniki Nº2 de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) registra un escenario preocupante porque se han identificado 64 conflictos y 39 controversias, dijo Vladimiro Huaroc, jefe de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad.

“En este escenario de los conflictos hemos identificado para este mes, y el informe Nº2 lo trae, 64 conflictos, en el anterior informe habíamos identificado 66 conflictos, y tenemos en el área de la controversias, del manejo de la prevención, 39 controversias, que están siendo manejadas, seguidas y atendidas”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Además reconocemos que en el transcurso de estos seis meses hemos podido resolver 20 de los conflictos que hemos encontrado. Entonces, no es un escenario idílico ni tranquilo, es un escenario preocupante, tener 64 conflictos, 39 controversias, no es nada sencillo”, puntualizó.

Cabe precisar que el este segundo informe (Enero 2013) menciona que del total de 64 casos, los conflictos mineros continúan siendo los de mayor importancia relativa (34.4% del total) y que los vinculados a la minería informal (17.2%) e hidrocarburos (14.0%) son también relevantes. Siguen los conflictos agrarios (12.5%), los de carácter hídrico y energético (10.9% entre ambos), los relativos a demarcación territorial (9.4%) y laborales (4.7%).

No hay ningún juego de palabras 

Huaroc Portocarrero explicó que el informe 'Willaqniki', vocablo quechua que significa 'el que avisa', precisa las diferencias entre lo que son las controversias y conflictos, un método que difiere del de otras instituciones.

Fue al comentar las declaraciones de Javier Torres, integrante del SER, quien dijo que la Oficina de Diálogo debería evitar el juego de palabras y quien planteo que esta entidad sea más rigurosa respecto a los diagnósticos que emite.

“Somos conscientes que un informe de esta naturaleza está expuesto a diversas opiniones y críticas y las tomamos bien. Para nosotros no todas las tensiones sociales son conflictos y eso no es ningún juego de palabras. En la sociedad nacional peruana hay y habrá tensiones sociales y eso es normal, y esas tensiones de ninguna manera pueden ser calificadas de conflictos”, argumentó.

“Conflicto es cuando se rompe el orden establecido por el Estado de Derecho, y entonces hay un margen de opción de violencia y que esto si pone en riesgo la gobernabilidad como país”, definió.

No se puede objetar elección de defensor por métodos 

En otro momento, estimó que el trabajo que hace la Defensoría del Pueblo es muy reconocido y que la diferencia en las cifras y el método utilizado para los balances no deben afectar su función ni la probabilidad de que Eduardo Vega pueda ser elegido como defensor titular.

“Sobre las opiniones divergentes con la Defensoría hay que decir que la Defensoría tiene su punto de vista, un trabajo que lo reconocemos, he sido miembro del equipo inicial y mi compromiso con esa institución ha sido y será muy leal. Por lo tanto, el trabajo que hace la Defensoría es muy reconocido, puede haber en el Ejecutivo algunas opiniones divergentes, pero en ningún caso pueden afectar su función”, puntualizó.
“Puede ser una opinión particular de un congresista, pero en todo caso de ninguna manera se pu
ede condicionar a una elección de un defensor del Pueblo, eso a mí en lo personal me parece inaceptable”, subrayó.

Habrá respuesta muy activa en prevención de conflictos 

Por otro parte, enfatizó que durante este año habrá una respuesta positiva muy activa por parte del Ejecutivo para prevenir los conflictos sociales y que su trabajo se orientará al diálogo para buscar inmediatamente a los actores y a los intereses que están en juego debajo de la protesta y del reclamo social para atenderlos.

“Lo primero que hay que decir es que si estamos definitivamente no en otro escenario, pero por lo menos en un proceso en el cual, hay mas respuesta positiva muy activa de parte del Ejecutivo para prevenir los conflictos, que se materializa fundamentalmente el diálogo como la herramienta fundamental para atender la protesta social y también es clarísimamente definido y expuesto de que la criminalización de la protesta no es parte de nuestra opción de trabajo”, dijo.

“Por lo tanto, tenemos que buscar inmediatamente a los actores y a los intereses que están en juego debajo de la protesta y del reclamo social y atenderlos oportunamente. El tema es oportunidad tiene que ver con prevenir, de adelantarse a los hechos y eso creo que es una de las cosas que más hemos avanzado. Que el equipo nuestro está alerta, que los equipos, porque hay que decir que los sectores tienes equipos de atención de conflictos desde hace varios años, todos han sido involucrados en esta estrategia y todos trabajamos de una manera un poco más uniforme”, concluyó.