miércoles, 30 de enero de 2013

Defensoría pide a PCM que verifique si corresponde aplicar ley de consulta en Cañaris

Ideeleradio.- La Defensoría del Pueblo pidió a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), a través de un oficio, que se verifique si corresponde aplicar la Ley de Consulta Previa en el distrito de Cañaris (Lambayeque), porque la información del INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática) daría cuenta de que son un pueblo indígena que tiene derecho a ese mecanismo de consulta, sostuvo el defensor (e) Eduardo Vega.

“Invoco a que se atiendan dos temas cruciales y que lo he dicho en un documento dirigido al presidente del Consejo de Ministros. En primer lugar, se deber verificar todo el tema de los permisos que debe de dar la comunidad para el uso de sus tierras, aquí hablamos en lenguaje sencillo, que estos comuneros son propietarios de sus tierras, tiene que haber un permiso. […] En segundo lugar, y ese es un tema que también creo que debe estar muy claro, si es que en el caso de Cañaris debe o no debe aplicarse la consulta previa”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Nosotros tenemos información oficial del INEI, del Censo Nacional del 2007 que dice que el 64% de los habitantes del distrito de Cañaris hablan quechua y ese es un elemento central para considerar a una población como indígena. Si esto fuera así, si esto se verifica y no hay ningún elemento posterior que contradiga un informe oficial del Estado Peruano, creo que estamos frente a una población que merece ser consultada cuando se tomen decisiones, cuando se tomen medidas administrativas que puedan afectarla”, afirmó.

Hay que determinar el concepto de población indígena
En otro momento, señaló que no es tan fácil para el Estado determinar cuándo se está frente a una comunidad indígena u originaria. Indicó que este trabajo tiene que hacerse en base a estudios técnicos, étnicos y antropológicos.

“No es fácil determinar claramente cuando estamos frente a un pueblo indígena y cuando no y, efectivamente, los elementos más saltantes, aquellos elementos objetivos siempre van a ser fácilmente identificables, el idioma, las costumbres, la vestimenta, la cultura, pero habrá otros donde será mucho más difícil y ahí siempre el trabajo de los profesionales de las ciencias sociales podrán ayudar a determinar con mucha mayor objetividad estos temas”, expresó.
“Yo ahí no me aventuraría a hacer generalidades, sino más bien a estudiar casos particulares, casos individuales y donde la base de estudios técnicos, étnicos y antropológicos, se pueda determinar cuando estamos frente a la defensa de un pueblo indígena y cuando no, tampoco es que pierdan derechos, hay todos los derechos de participación popular o estos señalamientos de los permisos que cualquier propietario los tiene que otorgar, en este caso la comunidad”, sostuvo.

Cañaris y Conga son distintos
Por otro lado, manifestó que no se atrevería a comparar el caso de Cañaris con el del conflicto generado en Cajamarca por el proyecto minero Conga. Dijo que el Estado está obligado a atender las demandas de la población que muchas veces son canalizadas por grupos radicales.

“Yo diría que siempre en estos temas hay que andar paso a paso, cada caso es distinto. Yo por ejemplo, no compararía este caso de Cañaris con el caso Conga, creo que son dos casos distintos, si bien es cierto pueden haber elementos que los asemejan, creo que en el fondo estamos frente a dos casos que tienen raíces de situaciones distintas”, precisó.

“Como en todo conflicto social hay de todo [grupos radicales], pero efectivamente hay demandas serias que deben ser atendidas, demandas serias que deben ser atendidas y por supuesto también que habrá posturas ideológicas, posturas antimineras que no deberían ser tomadas en cuenta”, subrayó.

Hago una invocación al diálogo
Finalmente, Vega Luna hizo una invocación a las autoridades regionales y nacionales para que se resuelva cuanto antes el conflicto en Cañaris, que bloquean las principales vías de acceso al campamento de la empresa minera "Candente Copper" en Cañaris - Lambayeque.

“Yo quiero rescatar aquí que básicamente hay aquí una postura de diálogo, y de parte de la población, de parte de los comuneros de Cañaris, [hay una postura] no contraria a la minería, sino mas bien, están reclamando desde hace buen tiempo", refirió.

En el reporte de conflictos sociales el tema aparece desde marzo del año pasado y, entonces, necesitamos atenderlo, pero como siempre a veces esperamos las protestas mayores, los actos de violencia que nadie justifica, que nadie quiere. Yo llamo nuevamente a la población de que se respete y se dejen de lado los actos de violencia”, concluyó.