jueves, 21 de junio de 2012

IDL advierte riesgo de permitir a Policía el uso de fuerza letal contra civiles

Ideeleradio.- El proyecto de la ley que regula el uso de la fuerza y que fue aprobado por la Comisión de Defensa del Congreso desestima las recomendaciones del Poder Ejecutivo y cae en ambigüedades al establecer que no es punible la acción de la Policía Nacional (PNP) cuando hace uso de la fuerza letal, afirmó Francisco Berninzon, responsable del Área de Seguridad Ciudadana del Instituto de Defensa Legal (IDL).

“El mensaje que queda cuando uno ve este proyecto y, sobre todo, si es que uno tiene oportunidad de leer el dictamen es que ha habido prisa por insistir con este proyecto. Y teniendo en cuenta los destinatarios de esta norma, que deben ser los miembros de la PNP –en primer lugar porque son ellos los que van actuar en el marco de esta norma– el tema más sensible es el punto que establece expresamente que no es punible penalmente la acción de la PNP que hizo uso de la fuerza letal, conforme a esta ley. Súper ambiguo, desestimando una fórmula mucho más garantista por parte del Poder Ejecutivo”, anotó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Un punto más que desestima la Comisión [de Defensa] es que el Ejecutivo le recomienda incorporar un glosario de definiciones y la comisión desestima las definiciones que ya están contenidas a lo largo del articulado. Una facilidad para evaluar con una celeridad impresionante las recomendaciones del Ejecutivo y desestimarlas”, mencionó.

Dictamen genera ambigüedades
El responsable del Área de Seguridad Ciudadana dijo que el contenido del dictamen es ambiguo y que puede enviar un mensaje negativo no solo a los miembros de la Policía, sino a los destinatarios del ejercicio del uso de la fuerza.

“Honestamente, esta ambigüedad [del contenido del dictamen] lo que va a hacer es generar un mensaje a los miembros de la Policía. Algunos dirán, ‘ok estoy autorizado a hacer uso de la fuerza letal porque estoy acá exonerado de responsabilidad penal por esta ley’. Otros a lo mejor un poco más conscientes van a decir, ‘no estoy seguro’, seguirá teniendo dudas”, argumentó.

“Del otro lado, los que no son policías y los que van a ser destinatarios del ejercicio del uso de la fuerza de la Policía, los que quieran hacer protestas y, particularmente, en este contexto en lo que hay conflictos sociales vigentes y en potencia, las posiciones más radicales probablemente van a leer esta norma como un mensaje negativo, a lo mejor agudizan más sus posiciones. Es un mal momento para enviar este mensaje”, indicó.

Subrayó, en ese sentido, que el reglamento podría subsanar algunos vacíos de la norma, pero recordó que el estándar internacional aconseja que todas las disposiciones y supuestos estén contenidas en la ley.

“El reglamento puede subsanar mil cosas, el problema es que el reglamento se puede modificar con mucha más facilidad que la ley. Se delegan muchas cosas al reglamento, incluso situaciones autorizadas para el uso de la fuerza letal al reglamento o sea que por vía reglamentaria se puede incluir supuestos o situaciones que ameriten o que autoricen el uso de la fuerza letal. Además, que el estándar internacional aconseja que todas estas disposiciones, todo el procedimiento, todo los principios y supuestos estén en la ley, no en un reglamento”, afirmó.

Se omitió principio de proporcionalidad
Cuestionó, del mismo modo, que la Comisión de Defensa y Orden Interno haya omitido el principio de proporcionalidad y dijo que le llama la atención que lo justifique señalando que el Código Penal no lo contiene. Precisó que existen varias observaciones que formuló el Poder Ejecutivo y que dicho grupo de trabajo pasó por alto una serie de argumentos desacertados.

“Se decidió prescindir en el Código Penal del criterio de proporcionalidad para analizar la responsabilidad penal del que se defendía en uso de recurso de legítima defensa. Esto no es igual en el caso de las policías porque, justamente, de lo que se trata es de hacer una ley que legitime a la Policía de hacer uso de la fuerza letal. Si un policía mata a alguien habrá que evaluar en el marco de esa ley que lo autorizó y si procedió de acuerdo con ella, no si el Código Penal dice o no”, señaló.

“No nos convence que hayan prescindido del principio de proporcionalidad porque el Código Penal no lo contiene. Yo si fuera policía no me fiaría que esta norma [que] me garantiza a mí como policía el uso de la fuerza letal, porque no hay un procedimiento muy claro, me fiaría más del manual, pero no se sabe si ha sido derogado. Al final del proyecto debería hacerse una referencia a las normas que están vigentes”, enfatizó

Padre Gastón Garatea dispuesto a ser mediador en conflicto de Cajamarca

Ideeleradio.- El padre Gastón Garatea, expresidente de la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza, dijo estar dispuesto a ser mediador en el conflicto que se registra en Cajamarca, región en la que se acata un paro indefinido contra el proyecto minero Conga.

“Creo que acá no hay imparcialidad, todos llegan con una posición tomada, pero sí creo que es importantísimo discutirlo y el Gobierno lo sabe. El Gobierno está buscando mediadores, personas que sean admitidas por los dos lados y que puedan reflexionar con la gente de otra manera. Y Gastón Garatea podría ser uno [de los mediadores], yo lo he dicho, sin problema. Mi problema en este momento es la altura y ya estoy viejo, ya no puedo subir y bajar como antes”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Hay que jugarse por esto, mi ser de sacerdote está metido en esto, yo soy hombre de unidad y la unidad no llega sola, hay que trabajarla. […] Eso [el conflicto] hay que arreglarlo rápido. Creo que en eso hay que tener mucha paciencia, hay que hablar muchísimo con la gente y hay que tener una sede de encuentro permanente entre trabajadores y empresarios”, añadió.

Indicó que es necesario que se den algunas muestras de cambio en torno a la distribución de las ganancias que tiene la minera Yanacocha. Dijo desconocer si lo que existe es en realidad una mayoría que rechaza este proyecto minero y estimó que hoy lo que está predominando es que “la gente está harta de problemas y quiere volver a la normalidad lo antes posible”.

“Yo sí creo que hay que darle algunas muestras de cambio, de que la situación va a mejorar y que se va a compartir la riqueza que ellos están obteniendo. Yanacocha es una mina que lo que gana el consorcio es mucho dinero y, entonces, la gente ve pasando ese dinero de lejos y eso hay que arreglarlo ahora que el precio del oro está bien alto porque el día de mañana va a ser peor, porque cuando bajen los precios van a bajar los beneficios para los trabajadores y eso va a ser insoportable para la gente”, señaló.

Gobierno le hizo un favor a Yanacocha con peritaje 
En otro momento, sostuvo que el Gobierno le hizo un gran favor a Yanacocha con el peritaje al Estudio de Ambiental del proyecto Conga, pues este señala que esta inversión minera sí va. Manifestó que la historia de la minería en el Perú es muy negra por lo que la carga es negativa en relación a dicha actividad extractiva.

“Yo creo que el Gobierno le hizo un gran favor con este asunto del peritaje, el peritaje dijo ‘Conga va’, pero admitió que la empresa tenía que invertir 500 millones más para evitar la contaminación, y evitar la contaminación no es tan fácil, no es una cosa que dices, hacemos tal cosita y se acaba. Yo digo, sí se puede evitar la contaminación, pero cuesta, pero se ha de encarecer todo el programa de Conga, dicen en 500, otros dicen en 600 millones de dólares”, aludió.

“Hay otras cosas que es muy importante y ahí Yanacocha está en problemas, porque la historia de la minería en el Perú es una historia negra, los mineros han sido súper explotados, entonces la gente viene a discutir y no se da cuenta la carga negativa que tiene la gente adentro y con razón, porque los ha engañado 90 mil veces, la misma compra del terreno de Yanacocha fue una cosa espantosa, le compraron a 100 soles la hectárea y hoy día creo que vende en 3,500 dólares la hectárea y eso me parece a mí muy escandaloso”, refirió.

Diálogo en Espinar será exitoso
Por otro lado, opinó que el inicio de diálogo entre el Ejecutivo y las autoridades de Espinar tiene todas las condiciones para que los acuerdos sean exitosos. Sostuvo que en la provincia cusqueña ya existe la voluntad política de acabar con ese conflicto.

“Yo creo que el diálogo tiene todo los preparativos para un éxito, creo que el Gobierno cometió un error inmenso deteniendo a Óscar Mollohuanca y eso lo va a pagar, en estas cosas todo se cobra; pero Mollohuanca es un buen tipo, es un tipo que tiene un buen currículo en su pueblo, ha sido elegido y es un tipo que sabe que este tipo de cosas no hay que alargarlas mucho, porque es mucha gente que sufre. Yo me preguntó: ¿Todos los dirigentes y todos los ministros son consientes de lo que pasa?”, cuestionó.

“Yo creo que ahora en Espinar ya se dieron las ganas de terminar con este lío, un lío que está costando mucha plata, y que está costando mucha salud ambiental entre la gente. Yo creo que esto se va a arreglar por que tienen ganas de arreglarlo; en Cajamarca, yo tengo mis dudas”, precisó.

Santos que no es tan santo
Por otra parte, opinó que el líder de Tierra y Libertad y exsacerdote, Marco Arana, se ha politizado demasiado y está rodeado de gente muy “ultra” que no ayuda a solucionar el conflicto social en Cajamarca. Consideró que ve muy complicado el panorama en esa región porque las fuerzas políticas están muy contrapuestas.

“[A] Marco Arana lo conozco porque ha sido mi alumno, pero digamos yo mismo le he dicho que se está politizando demasiado y está rodeado de gente muy ultra, se metió pues con Gregorio Santos que no es tan santo, [Santos] es un tipo bien problemático, y mucho más problemático el señor [Wilfredo] Saavedra, entonces, ahí hay una conjunción de cosas que uno no quisiera ver, pero las tiene que ver”, declaró.

“[¿Cómo ve usted el panorama?] En Cajamarca es más complicado de leer el asunto, mucho más complicado que el de Espinar. En Cajamarca están las fuerzas políticas unas contras otras, no hay una panorama parejo, entre Gregorio Santos, Wilfredo Saavedra y Marco Arana, podríamos decir, que hay un ‘zoológico’ bien completo, con especie de cualquier tipo. Yo creo que de ahí el asunto es absolutamente político, más que de reivindicación”, apuntó.

Garatea Yori expresó a su vez que no espera que estas apreciaciones vayan a afectar su relación de amistad con el líder del Movimiento Tierra Libertad. “Sobre Marco Arana no creo que haya problema, porque todo lo que he dicho de él acá [en la radio], se lo he dicho a él y mucho más, tenemos una buena conversación y un buen diálogo”, aseveró.

No meto mis manos al fuego por la Vicaría
Finalmente, el sacerdote reveló que no metería sus manos al fuego por los miembros de la Vicaría de Solidaridad de la Prelatura de Sicuani. Reiteró, igualmente, que lo primero que debe hacer el Gobierno es conversar y abrir el dialogo con los dirigentes de Espinar.

“Con la gente de la Vicaría, yo no meto las manos al fuego por ellos, la verdad es esa, pero en general tiene una postura buena, pero a veces se dejan llevar por sentimientos bien ‘progre’, que no siempre son bien equilibrados, ahí en la Vicaría habría que revisar muchas cosas, entrar con más calma y lucidez”, argumentó.

“Yo con la Vicaría de Sicuani tampoco, tengo grandes diferencias, pero a veces me parece que se ha precipitado […] yo creo que la primera cosa que hay que hacer es conversar, yo le he insistido mucho al Gobierno que abra las puertas y se siente [a conversar] y que se siente con una llantita en la silla a conversar porque esto durara muchas horas”, concluyó.