lunes, 11 de junio de 2012

Gorriti: Óscar Valdés tiene el tiempo contado en el premierato

 Ideeleradio.- El presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés, no tiene el calibre para ser jefe del Gabinete y tiene el tiempo contado, manifestó Gustavo Gorriti Ellenbogen, director de IDL-Reporteros, al comentar las declaraciones del premier, quien dijo si renuncia, los ánimos y la conflictividad no van cambiar.

“[El presidente Humala] ya probó con ‘Xiomi’ Lerner, pero todavía no ha terminado de probar con Valdés; obviamente, yo creo que [Óscar] Valdés tiene el tiempo contado, entre otras razones porque él fue una persona que salió a proclamar su admiración por la visión pragmática del fujimorato, del gobierno de Fujimori y un par de días antes de irse a Europa, [el presidente Ollanta] Humala en dos o tres ocasiones ha tenido expresiones durísimas en referencia a ese periodo de corrupción”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Dijo, asimismo, que la ‘ignorancia es atrevida’ al ser consultado por las expresiones que el premier escribió vía Twitter, citando al historiador Jorge Basadre, en la que decía que “los podridos quieren que este país sea una chacra, los congelados un páramo y los incendiarios una gigantesca fogata”. Ratificó, del mismo modo, que Óscar Valdés no tiene el calibre necesario para ser primer ministro.

“Entonces, yo no pienso que un ministro como Valdés, que además tiene tremendas cortedades expresivas, no tiene una capacidad o un rango de acción política, que le permita confrontar siquiera con alguien que exprese una posición distinta a la suya. […] Obviamente es una persona que no tiene el calibre necesario para ser primer ministro”, expresó.

Hay una diferencia de estilo entre Ollanta y Lerner | Inicio Finalmente, dejo entrever que la diferencia de estilo entre el exjefe del Gabinete, Salomón Lerner y el presidente Ollanta Humala fueron las razones que provocaron la salida de su primer gabinete. Estimó que estas desavenencias se agudizaron durante el conflicto en Andahuaylas y en Cajamarca por el proyecto minero Conga.

“Para Lerner, la forma de llegar al orden era a través del diálogo, es decir, yo diálogo para llegar y establecer un cierto orden; para Humala la forma de llegar al diálogo es el orden; es decir, yo no me siento a hablar contigo al menos que tú te portes bien y estés tranquilo. Te sientas, cumples, acatas. Son dos visiones por completo diferentes y que, por alguna u otra forma, tienen un sustrato cultural”, explicó.

“Yo imagino que el conflicto en Andahuaylas tuvo diferentes resonancias […] y eso fue una de las cosas que propició la caída de Lerner. Luego de eso estuvo la contraposición y el conflicto dentro del Gabinete alrededor del conflicto de Conga que quedó muy establecido entre la posición que tenía la gente del [Ministerio] de Energía y Minas con [Carlos] Herrera Descalzi en su momento y la de Ricardo Giesecke desde el Ministerio del Ambiente”, concluyó.

Gorritti: Beatriz Merino es una posibilidad interesante y sería muy buena ministra

Ideeleradio.- La ex defensora del Pueblo, Beatriz Merino, sería una posibilidad interesante para ocupar la presidencia del Consejo de Ministros por su inteligencia, capacidad, experiencia y por su conocimiento respecto al manejo de los conflictos sociales y de la administración pública, aseveró Gustavo Gorriti Ellenbogen, periodista y director de IDL-Reporteros.

“Beatriz Merino es una posibilidad interesante [para ser primer ministro]. No sé si ella o si el presidente lo están considerando, sé que el nombre ha sido ya en principio adelantado y sería una posibilidad interesante. Los puntos fuertes de Beatriz Merino son su inteligencia, capacidad y experiencia. Tiene, obviamente, como defensora del Pueblo muchísimos conocimientos sobre la naturaleza, causa y desarrollo de los conflictos sociales y capacidad de manejo de la administración pública”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“En los casos anteriores que ha ejercido cargos públicos, el único problema que ha tenido es cuando se presenta una circunstancia de crisis o de choque. Yo creo que estos muy importantes cambios morfológicos que ha tenido, que son totalmente opuestos a los del expresidente García también han contribuido a que haya una mayor preparación para eso. Si Beatriz ha desarrollo la capacidad como para poderse enfrentar al conflicto directo, crudo, malero que es propio de nuestra política, yo creo que podría ser una muy buena ministra”, agregó.

Humala se ha dejado seducir por la derecha
En otro momento, cuestionó que el mandatario se haya dejado seducir por el sector empresarial que se opuso a su candidatura. Indicó que el viraje del presidente se debe en parte a su gran inexperiencia política.

“El sector empresarial hizo una oposición histérica, aullante y mentirosa, que convirtieron la campaña electoral en una guerra psicológica de desinformación profunda, que estuvieron dispuestos a llevar a la democracia casi hasta al extremo, para tratar de impedir su victoria y [ahora] han logrado absorber y seducir a Humala”, lamentó.

Los altibajos del primer año de Humala
Destacó que en el primer año de gobierno se ha optado por continuar con el mantenimiento del régimen democrático y el equilibrio fiscal y, sin embargo, cuestionó que el actual régimen haya tenido un pésimo manejo de los conflictos sociales.

“Hay cosas en las que el balance –en términos generales– es bastante bueno, por ejemplo, el mantenimiento del régimen democrático, del equilibrio fiscal y la decisión de buscar que continúe el crecimiento de la economía; y existe, del otro lado, la voluntad por hacer que sea palpable algunas de las cosas que fueron prometidas durante la campaña”, mencionó.

“En cuanto a los otros aspectos negativos y que concitan la alarma, están aquellos que se refieren al pésimo manejo de conflictos, a la variación no racional y no explicada en asuntos en los que había una posición clara ante la primera vuelta y que defendía durante su campaña en relación con las demandas populares, con las industrias extractivas y en la forma de lidiar con la protesta social en esos manejos”, refirió.

Gustavo Gorriti: No veo que García esté acorralado porque megacomisión no tiene capacidad para investigarlo a profundidad

Ideeleradio.- No veo, por el momento, capacidad experta para investigar a profundidad la gestión del expresidente Alan García en la megacomisión que indaga los actos de corrupción del régimen aprista, sostuvo Gustavo Gorriti, director de IDL-Reporteros, al estimar que, por ello, el exmandatario no se siente acorralado.

“No lo veo acorralado [a García], no ahora, y no eso no es porque no haya habido corrupción, porque sí algo está muy claro que es que durante el gobierno de García hubo mucha corrupción. [...] ¿Tiene la comisión la capacidad investigativa necesaria como para llevar a cabo ese tipo de hallazgo, ese tipo de encuesta de investigación? No estoy, precisamente, seguro de que ese sea el caso”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“García podrá explicar, porque verbo no le falta, de decir que la plata llega sola, etc, pero él ha de ser presumido inocente como cualquier otro ciudadano hasta que se le pueda demostrar en forma fehaciente lo contrario, y para poder demostrar fehacientemente lo contrario se necesita tener una capacidad de investigación altamente experta que hasta el momento no la veo”, puntualizó.

Una megacomisión con una cantidad de contrapesos
Indicó que la corrupción tiene que ser bien investigada y que las limitaciones del grupo de trabajo que realiza las pesquisas sobre la administración pasada pasa también por tiene una cantidad de contrapesos.

“La corrupción tiene que ser bien investigada y tiene que poderse sacar no solamente los síntomas externos de la misma, hacemos un ejercicio rápido y vamos a ver cualquier cantidad de ellos, pero tiene que poderse sacar e investigar aquellas cosas que, de forma clara, demuestren la comisión de sus actos”, argumentó.

“Y además hay que tener presente que una comisión parlamentaria bajo esas condiciones tiene una cantidad de contrapesos que significa avanzar con el freno de mano opuesto, con parte del freno puesto, en fin, con varias bujías que dejan de funcionar. Entonces, es muy difícil que se pueda llevarse a cabo una investigación lo suficientemente profunda”, agregó.

Descarta que fujimorismo sea soporte de Gana Perú
Por otra parte, descartó que el fujimorismo vaya a convertirse en el soporte político de Gana Perú en el Congreso, luego de que los legisladores Javier Diez Canseco, Rosa Mavila, Verónika Mendoza y Rubén Coa renunciarán al partido oficialista. Mencionó que las recientes declaraciones del jefe de Estado, Ollanta Humala, en relación a la corrupción fujimorista descartan esa posibilidad en el mediano plazo.

“Creo que hace algunos días, cuando empezó a radicalizarse la cosa, eso parecía como una deriva posible, es decir de que terminara en una suerte de coalición entre lo que quedan de Gana Perú con el fujimorismo, con esa idea, pesadamente entrecomillada, de mantener la gobernabilidad. Pero, ahora, luego de haber escuchado varias veces seguidas al presidente Humala referirse en los términos más duros a los años de la corrupción, a todo lo que eso representó a la necesidad de llevar a cabo una lucha firme contra la corrupción, yo creo que para eso para todo propósito practico, por lo menos en lo inmediato y lo mediato de mediano plazo está descartado, yo no creo que eso se vaya a dar”, refirió.

Verónika Mendoza cumplió con deber de representación
Al ser consultado por la renuncia de Verónika Mendoza, cofundadora de Partido Nacionalista, a Gana Perú tras los sucesos ocurridos en Espinar (Cusco) sostuvo que la legisladora es una persona que manejó responsable el conflicto y que actuó con seriedad al solicitar al Ministerio de Salud un informe que estaba referido a contaminación ambiental en esa provincia.

“[Mendoza se tuvo que ir] porque hubo frente a ella una actitud absolutamente injustificable porque se le estaba pidiendo que berreara y, eventualmente, rebuznara como miembro de una manada que obedece absolutamente lo que les diga, no teniendo presente que la labor y el deber de los congresistas es la representación de los pueblos que lo han elegido”, señaló.

“Creo que lo que ella hizo fue cumplir a cabalidad, quizá con un exceso de celo, con su deber de representación, y ese es el problema, que no se ha construido todavía los procedimientos y las maneras de un lenguaje democrático, lo que ha debido [hacer Humala] es conversar con ella. Una persona como Verónika Mendoza, fundadora del partido, ha debido estar en condiciones de tener acceso al presidente”, declaró.

Remarcó, en ese sentido, que el Perú es una nación unitaria y que el hecho de que tengamos un régimen presidencialista no significa que tengamos un dictador que desvalorice el rol del Congreso, poder del Estado que cumple un papel supremamente importante no solo como generador de leyes, sino también como fiscalizador del Gobierno. Dijo que lo único que se le podría criticar a la parlamentaria fue una cita que fue descontextualizada.

“Lo único que podrías criticarle en lo que ha hecho es la cita descontextualizada que se ha hecho con mucha frecuencia de aquello que la contaminación mata o que ciertos valores de contaminación de ciertos metales provocan automáticamente la muerte. […] Esos metales producen la muerte en una concentración determinada y es lo único que puede haber sido una expresión desafortunada, pero al lado de eso, el alertar sobre determinados resultados que le son entregados por una autoridad oficial, que se los da y que ella ejerza su deber de representación, pidiendo que las autoridades centrales reaccionen, fue parte de su deber”, aseveró.

Gorriti estima que Humala reajustará su gobierno y cobrará mayor protagonismo

Ideeleradio.- El presidente de la República, Ollanta Humala, cobrará mayor protagonismo, no regresará a ser el mismo del 2010, pero sí realizará un reajuste en el rumbo de su gobierno, estimó Gustavo Gorriti, periodista y director de IDL-Reporteros.

“Tengo la impresión y puedo equivocarme, que va a haber un reajuste, pienso que de alguna de las cosas que han sucedido ahora han sido un clarinazo, un campanazo de alerta y que va a haber un reajuste, en cuanto a métodos, formas, diálogo con las bases y los representantes”, estimó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Y del otro lado, [va a haber un reajuste] al tener mucho más presente la necesidad de no perder para nada, porque sería absolutamente estúpido, descabelladlo, perder como se está perdiendo, el apoyo de la base social que le fue tan leal a [Ollanta] Humala a lo largo de la campaña”, agregó.

El periodista consideró, en ese sentido, poco probable que el Humala Tasso pueda reincorporar al expremier Salomón Lerner a su Gabinete, pero estimó que el mandatario buscará una comunicación más abierta y dialogante respecto a las demandas de la ciudadanía. Sostuvo que es posible que exista un mayor énfasis en el aspecto ambiental y en el tema de la exigencia de un mayor número de puestos de trabajo para las poblaciones locales.

“Yo no creo que vaya a haber un regreso para nada al Humala del 2010 [¿Entonces no va a regresar al grupo de Salomón Lerner?] Por lo menos no en el corto plazo, además, ya creo que se han dicho muchas cosas para que pueda haber armonización de corto plazo. Lo que creo es que va a buscar una visión dirigida por él, que vaya a ser mucho más abierta y dialogante que considere más y mejor las demandas reales que vienen, sobre todo en algunos de los conflictos centrales, en los conflictos vinculados con la minería, con el medioambiente”, expresó.

“Una cosa tan absolutamente obvia es de que, si tú tienes empresas de altísimo nivel de inversión de capital en las zonas más pobres del país, tú, sino logras que ese alto nivel de capital de esperanza y bienestar, lleve el crecimiento y sea entendido como un bien y un beneficio, va a haber un resentimiento, oposición sobre todo dado el hecho de que esos altos niveles de inversión traen consigo un alto riesgo tóxico muy literal a la vez”, comentó.

Humala tendrá un mayor protagonismo
Gorriti Ellenbogen insistió en que la actuación del jefe de Estado cobrará un mayor protagonismo y que se dará un mayor énfasis a una comunicación más clara e inteligible que permita señalar que no se ha perdido la sintonía con las necesidades reales de la gente.

“Sobre todo en los sectores más pobres y creo que eso se va a dar, que no continúe esta acentuación del aspecto represivo y sobre todo que está vinculado con algunas prácticas que son absolutamente inaceptables, como el sembrado de pruebas, el llevar a cabo una distorsión de los procesos legales como el encarcelamiento de Mollohuanca. Creo que va a ser una corrección de rumbo y espero que sea así”, anotó.

“[¿Será más populista?] Tengo la impresión de que el presidente, la primera dama, el círculo de Gobierno tiene la impresión de que llegaron e hicieron, no lo que hubieran deseado, sino lo que podían dentro de los deberes, imitaciones y potestades y consecuencias que significa los actos de gobierno y que ya con una mayor familiaridad y habiendo cosechado varios de los problemas del haber seguido por esa resbalada represiva, es lo lógico [hacer los cambios]. Lo otro sería descabellado”, anotó.

Una síntesis de Gran Transformación y Hoja de Ruta
Argumentó que el presidente Ollanta Humala tendría en mente la idea de sostener que hará lo que pueda en relación a sus planteamientos iniciales, una suerte de síntesis entre la Gran Transformación y la Hoja de Ruta, y que administrará de la mejor manera posible aquello que no pueda ser concretado. Recordó, del mismo modo, que Ollanta Humala no ganó las elecciones porque hubiera cambiado el programa de la Gran Transformación por la Hoja de Ruta –la que calificó como una lista de generalidades–, sino por el “juramento por la democracia”.

“Ollanta Humala ganó la elección por el ‘juramento por la democracia’ que tuvo toda la fuerza y solemnidad y que fue aquello que galvanizó a todas las fuerzas en pro de la democracia y que veían el tremendo peligro de que la democracia pudiera perderse como se perdió en 1990 a través de las elecciones que dieron entrada a Fujimori y que posteriormente la asesinó, ante la posibilidad de otro gobierno de Fujimori. […] De tal manera que la deuda que él [Humala] tiene es con los valores, precisamente de la democracia”, recalcó.

“La democracia no solo significa el mantener la representatividad popular, significa gobernar escuchando permanentemente al pueblo, mantener un orden que esté predicado esencialmente en la deliberación con los ciudadanos, en la discusión y el debate con ellos, utilizar la fuerza del Estado solo en los casos extremos y con proporcionalidad y razón. No violar la ley y sobre todo mantenerse verdaderos, en el sentido de no distorsionar los hechos, no faltar a la verdad, no sembrar pruebas, no torcer la independencia y el contrapeso de otros poderes para llevar a cabo un orden basado en la represión, en el miedo. Esa es una cosa fundamental y es en ese sentido donde hemos tenido una deriva peligrosa que debe ser prontamente corregida”, enfatizó.