lunes, 3 de diciembre de 2012

Vega Vega: Denuncia ante OCMA revela que hay una guerra sucia contra mi candidatura

Ideeleradio.- La denuncia que se ha interpuesto de manera anónima ante la Oficina de Control Interno de la Magistratura (OCMA) por supuesto tráfico de influencias a favor del congresista fujimorista Rofilio Neyra revela que existe una guerra sucia en contra de mi candidatura a la Corte de Lima, afirmó el magistrado César Vega Vega.

Fue al comentar la investigación que le abrió la OCMA, tras una denuncia anónima que señala que Vega Vega presionó supuestamente al juez de San Juan de Lurigancho para archivar un proceso al legislador fujimorista.

“[¿Por qué la Oficina de Control Interno de la Magistratura (OCMA) le ha abierto investigación por supuesto tráfico de influencias?] Porque la OCMA abre investigación por todos los casos que se publican y, precisamente, que sea en una etapa electoral, demuestra que es una guerra sucia en la que lamento que personas decentes y honorables caigan en el juego”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La OCMA apertura investigación cuando existen publicaciones y, en este caso, es una publicación que pertenece a un anónimo y lo he dicho públicamente: ‘el que desde el anonimato hace acusaciones es un cobarde’. Si tiene pruebas para acreditar esa acusación, que tenga la hidalguía de salir con su DNI, identificarse quién es y, evidentemente, será respondido. En tanto se mantenga en el anonimato, subrayo el término, pongo en rojo y en letras mayúsculas, es un cobarde”, refirió.

Denuncia periodística es una infamia
Inicio Por otro lado, explicó las razones por las que denunció por supuesta difamación al periodista del diario La República, Miguel Gutiérrez, tras indicar que cualquier persona que se siente afectada por una publicación que no se ajusta a la verdad tiene la facultad de recurrir al sistema de justicia.

“Soy defensor de la libertad de prensa, pero cuando la prensa desciende a niveles de calumnia e infamia, evidentemente no me voy a quedar tranquilo. Yo nunca fui abogado de esa familia en principio, esa familia tengo entendido es de Tingo María y no de Huanta. Esto ocurrió hace 37 años, aún en el supuesto negado de que fuera cierto eso, esto hubiera prescrito. ¿Por qué esperan 37 años, no un mes, ni dos meses, ni un año, ni dos años? [Esperan] 37 años, toda una generación para hacer pública una situación de esta circunstancia, que es absolutamente carente de verdad y carente de todo principio elemental de insensatez, no es cierto”, anotó.

“[ ¿Entonces usted va a continuar con su denuncia?] Si a usted le dicen zamba canuta sin pruebas, usted tiene la facultad de recurrir a un juez para que decida”, enfatizó.

Nombramiento de jueces provisionales se ajusta a ley
Inicio Por otro lado, desestimó que en su anterior gestión como presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima se hayan nombrado jueces provisionales a personajes allegados al Partido Aprista. Indicó que todo nombramiento que realizó su despacho se ajustó a ley.

“Todos los cambios que se hicieron en mi gestión, fueron cambios motivados, ninguno fue porque se me ocurrió. La responsabilidad es muy seria, no es un juego de niños el cambio de un juez, posiblemente se ascendió a ese juez a una instancia superior, posiblemente pidió licencia, estuvo de vacaciones, renunció, posiblemente no fue ratificado, en fin y había la necesidad de cubrir esas vacantes. Y se cubrieron esas vacantes por quien tiene y reúne todos y cada uno de los requisitos que la ley establece, jamás por una cuestión subalterna. Yo soy enemigo de eso y lo he demostrado a lo largo de mis 37 años de servicio en la magistratura”, subrayó.

“Yo siempre que se han presentado estas circunstancias, tenía la cortesía porque la ley me obliga para consultaba con la OCMA, para decirle este juez reúne las condiciones, tiene alguna queja, me decían no y este juez era nombrado. Jamás he nombrado a cualquiera sin que tuviera los requisitos legales para ocupar el cargo, eso sería un delito”, puntualizó.

No he tenido ningún caso referente a la PUCP
Inicio Finalmente, descartó que haya tenido alguna influencia para que el sistema de justicia falle a favor del Arzobispado de Lima en el litigio que tienen con Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) por su administración.

“Yo nunca he tenido ningún caso referente a la PUCP. Yo soy absolutamente creyente, por ende, debo admitir que el cardenal, cualquiera fuera sea su nombre y cualquiera fuera la expectativa que genere o no las personas, es quien dirige la ley católica en el Perú. Desde ese punto de vista, frente a un acontecimiento social uní mi firma a la del presidente de la Corte Suprema del aquel entonces, a la del presidente del Congreso, sin duda fue la más humilde de las que apareció ahí, la más intrascendente de las que apareció allí, pero no fue referente a ningún caso judicial en especial”, concluyó.