lunes, 10 de diciembre de 2012

Sheput: Últimos ascensos podrían implicar un manejo político de FF.AA. a favor de elección de Nadine

Ideeleradio.- Al igual que hizo Alberto Fujimori, cada vez el presidente Ollanta Humala se viene apoyando más en ese “formidable ejército político” que son las Fuerzas Armadas y eso tendrá repercusiones en época electoral, advirtió el exministro Juan Sheput, al remarcar que debe haber un mayor control de los militares ascendidos de la promoción del jefe de Estado porque podría existir un comportamiento político a favor de una eventual elección de la primera dama Nadine Heredia.

Fue al comentar el pedido de perdón que planteó Humala Tasso, en nombre del Estado, por la demora de más de 30 años en reivindicar a la Fuerzas Armadas y la Policía con un aumento de sueldo.

“Yo creo que cada vez el presidente de la República se viene apoyando más en ese formidable ejército político que son las Fuerzas Armadas, que es algo que hizo Alberto Fujimori, y eso va a tener repercusiones en época electoral”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“No nos olvidemos que tanto el personal de tropa como los oficiales ahora votan, y si a eso le agregamos una especie de condescendencia y de sumisión total a un personaje como el presidente de la República que le viene dando una serie de prerrogativas, pues obviamente podríamos estar en presencia de un manejo institucional y corporativo de las Fuerzas Armadas”, anotó.

Un comportamiento político de las FF.AA.
Inicio Sheput Moore remarcó que tiene que haber un mayor control de los oficiales que forman parte de la promoción de Ollanta Humala porque podría empezar a haber un comportamiento político de las Fuerzas Armadas para una eventual elección de Nadine Heredia.

“[Ollanta los llamó] ‘guardianes de la democracia’, pero qué significa ‘guardianes de la democracia’, cuando no hay democracia ni hay igualdad ni objetividad en la política de ascensos y tenemos a una serie de oficiales que son de la misma promoción que el presidente de la República, dejándose de lado a oficiales que son de primer nivel. En todo caso, eso es peligroso y en algún momento podría pasarnos la factura”, señaló.

“Creo que tiene que haber un mayor control en el comportamiento de estos oficiales porque lamentablemente podríamos empezar a ver, como ya se ha visto en los últimos meses, un comportamiento político de las Fuerzas Armadas que podrían estar manejándose para una eventual reelección del presidente, no en términos de él como persona, sino de su cónyuge”, apuntó.

Debería pedirse perdón por no degradar a malos militares
Inicio En otro momento, sostuvo que Ollanta Humala debería pedir perdón por no haber degradado a ninguno de los malos militares y por haberlos mantenido en las instituciones, gozando de sus pensiones después de que denigraron el honor de las Fuerzas Armadas.

“En primer lugar, [el perdón] es una cuestión que ya se dio durante el gobierno de Alberto Fujimori. El presidente de la República ha pedido perdón en nombre del Estado a las Fuerzas Armadas por no haberle aumentado en los últimos 30 años. Bueno, no sé si ese perdón de parte del Estado ha sido aprobado en el Consejo de Ministros o es una cuestión personal del presidente de la República”, dijo.

“Él debe comprender que es presidente de la República y por lo cual sus actos emocionales tiene que guardarlos y comportarse con la mayor sobriedad. En todo caso, yo le exigiría que la misma convicción que él tiene para pedirle perdón a las Fuerzas Armadas por no haberle aumentado, que la tenga para degradar a todos los sujetos que mancharon el honor y el uniforme de las Fuerzas Armadas, y que siguen allí llevándose la gran vida en diversos lugares del país”, concluyó.