lunes, 10 de diciembre de 2012

Sheput: Nadine no tiene el peso específico para hacer política

Ideeleradio.- Nadine Heredia no tiene el peso específico para hacer política, nunca ha ingresado a un debate sesudo y nunca se le ha preguntado por temas específicos, aseveró el dirigente Juan Sheput, tras considerar que la primera dama actúa de manera errada cuando se le ha pedido que fije una posición.

Fue al comentar los resultados de la encuesta nacional de Datum, que señala que la entrenadora Natalia Málaga con 11.3% y la primera dama Nadine Heredia con 9% son consideradas por los peruanos como el “Personaje del año 2012”.

“Guardo por la señora Nadine Heredia el mayor de mis respetos personales, pero ella hace política y, por lo tanto, no está exenta de una crítica política. Cuando ella ha tenido oportunidad de plantear posición lo ha hecho de manera errada, la última vez ha sido en el caso del exministro José Villena. En sus declaraciones en cuatro minutos plantea hasta cinco posiciones y al final termina perdonando a este señor, con lo cual le está dando carta abierta a todo aquel que golpea a una mujer que si pide perdón, no pasa nada”, aseveró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
“Si bien es cierto le encanta la política, no tiene el peso político como para hacer política en estos momentos, ella nunca ha ingresado a un debate sesudo, nunca se le ha preguntado por temas específicos”, agregó. Ollanta y Nadine más que gobernar, actúan El dirigente de Perú Posible consideró que tanto el presidente de la República, Ollanta Humala, y su esposa más que gobernar, actúan.

Refirió que el primer mandatario antes de dar una entrevista, pide que le envíen el cuestionario.

“Los dos son dos buenos actores en el escenario político nacional, pero no están gobernando. También he visto personas que han tenido muy altos porcentajes en las encuestas de simpatía y luego la cosa se ha volteado. En la medida de que transcurran los siguientes meses y enfrentemos situaciones verdaderamente preocupantes en materia económica y social, la percepción de la ciudadanía va a cambiar”, declaró.

“En este caso específico de que el premier y la primera dama, pasando por todos los miembros del Gabinete apoyaron a Villena, hará que la ciudadanía reflexiona si es verdaderamente coherente este gobierno, entre lo que pregona y lo que hace. Creo que las cosas van a cambiar”, anotó.

Oposición tiene que ponerse los pantalones largos
Inicio Por otro lado, consideró que la oposición política tiene que ponerse “los pantalones largos”, tras indicar que se necesitan confrontar una serie de decisiones equivocadas de actos soberbios del gobierno, el cual –estimó– marcha sin rumbo en diversos sectores. Cuestionó que el Parlamento no se haya pronunciado por la muerte del alcalde de Casma, José Montalván.

“Por ejemplo, no hay un debate nacional sobre el tema gasífero, sobre el tema de defensa que hemos mencionado. En el caso del Ministerio del Interior asesinan a un alcalde y no pasa absolutamente nada. El ministro ni es convocado y nadie trata el tema con la profundidad del caso y así podríamos mencionar una serie de eventos que demuestran que en el Perú se está priorizando el tema económico y nos estamos olvidando sobre lo fundamental sobre el derecho del país”, sostuvo.

Indicó que el Gobierno actúa como lo hizo el expresidente Alan García y considera que llevándose bien con el sector económico y manteniendo el status quo, las cosas van a ir bien. Según dijo no se está tomando en cuenta los bolsones de protestas en diversos lugares del país y la gran desigualdad que aún existe.

“Hemos visto en la Defensoría del Pueblo que los conflictos sociales se están incrementando y lo que es peor los potenciales [conflictos] y, ante eso, el Gobierno no está haciendo nada […] El Gobierno ya encontró la fórmula como el control de los medios a través de la gigantesca propaganda y una oposición que no existe”, refirió.

Aumento en función de su producción legislativa
Inicio Finalmente, opinó sobre el anuncio del incremento de los gastos operativos del Congreso de la República. Recordó que el expresidente Alan García en su afán demagógico de querer vender una idea de que hay ahorro nacional, redujo erróneamente los sueldos de los parlamentarios y de los funcionarios públicos.

“Cuando uno compara los sueldos de nuestros parlamentarios con los de la clase política chilena, nos damos cuenta que están por el suelo. La exigencia no debe ser cuánto ganan, sino su calidad política y que el parlamentario de oposición que elegimos no termine de furgón de cola del oficialismo”, detalló.

“Cuando vemos de que hay 130 voces a favor del Gobierno, cuando vemos que su producción legislativa es pobre, y que necesitan aumentos para hacer chocolatada, como dice el congresista Juan Carlos Eguren es obvio que la ciudadanía se va a ir en contra. Sí creo que merecen un aumento, pero debe estar en función de su producción legislativa, su calidad moral y de la forma de cómo enfrentan los grandes problemas nacionales”, finalizó.