miércoles, 12 de diciembre de 2012

Mora: Reforma en FF.AA. es un tremendo cuento porque solo se han hecho algunos reajustes

Ideeleradio.- La reforma de las Fuerzas Armadas planteada por el Gobierno a través de siete decretos legislativos es un tremendo cuento porque solo se han hecho algunos ajustes coyunturales, sostuvo el exministro de Defensa y congresista Daniel Mora, tras estimar que se han cometido algunos errores e incurrido en ciertos retrocesos porque los cambios se han formulado por funcionarios no especializados.
“Evidentemente que siempre se hacen reingenierías en la gestión de cualquier sector, sobre todo a fuerzas armadas y fuerzas policiales. En las Fuerzas Armadas no olvidemos que a partir de la década del 2000 comenzó una reforma, así que no es novedad decir que se está haciendo una nueva reforma, es un tremendo cuento. Es un tremendo cuento porque las reformas más importantes se dieron a partir del 2000 y 2001 fundamentalmente”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.
“Es cuento en el sentido de que han hecho algunos reajustes, pero el nombre pomposo de reforma lo cuestiono, no es para tanto. […] No pueden decir que están haciendo reforma, ¿cuál reforma? Para nosotros, muchos están volviendo a lo anterior, la creación del Sedena, a la Secretaría Nacional de Defensa Nacional, que se sacó porque era un ente burocrático, paquidérmico que no hacía nada, […] pero es más de lo mismo”, apuntó.
Mora Zevallos remarcó que las reformas se dieron entre el 2000 y el 2001 porque fue en esa época en que se reestructuró nuevamente el Ministerio de Defensa y se le dio un mayor valor al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas como ente operativo. Incidió que en ese periodo se diferenció el que conducía el Comando Conjunto de otros institutos, se dio una nueva Ley de Situación Militar y se le quitó el poder que tenía antes un comandante general.
El también presidente de la Comisión de Educación argumentó que el término "reforma" es un concepto mucho más amplio que va más allá del trato coyuntural que hoy se le da.

"El término de reforma es mucho más amplio […] y no hay pensamiento estratégico, hay un pensamiento demasiado táctico para las cosas, demasiado operativo, por eso yo no lo llamo reforma. La reforma prevé una maduración en el tiempo, determinadas metas y esto [de ahora] es coyuntural", recalcó.

Hay errores cuando se reforma a la loca

El exministro comentó que “están locos” quienes se refieren a una reforma, cuando se han formulado solo algunos cambios. Subrayó que se cometen algunos errores cuando se hace una “reforma a la loca” y “sin gente especializada”.
“Por ejemplo, [en el 2001] en la Ley de Situación Militar se restringió que el comandante general pueda estar más de dos años y, además, se restringió a la autoridad civil para que no pueda hacer lo que le dé la gana con los altos mandos, por ejemplo con el tema de las propuestas para comandante general. Y ahora eso sigue igual, entonces yo pienso que habrá algunos ajustes, pero de ahí hablar de una reforma, están locos”, argumentó.
“La reforma tiene un proceso, no se nota eso, dar algunos ajustes en Inteligencia. Inteligencia ha sufrido varias transformaciones, al Consejo Nacional de Inteligencia, volvió al SIN, después al CNI, después se volvió a la DINI, y ahora mandan otros ajustes, se está volviendo casi a lo inicial. Cuando se hace una reforma a la loca, sin gente especializada, entonces se comete estos errores”, recalcó.

No podemos llamar reforma a ajustes en Inteligencia 

Consideró, del mismo modo, que tampoco es novedoso que funcionarios del ministerio de Relaciones Exteriores y del sector Economía participen de las reuniones del Consejo Nacional de Inteligencia.
“Por ejemplo, dicen que ahora va a estar Relaciones Exteriores en Inteligencia, siempre lo ha estado. […] Ha estado presente siempre Economía y siempre han estado presentes en el directorio del CNI esas dos entidades fundamentales, ahora que se le dé una dirección a Relaciones Exteriores a una tarea a raíz de la aparición de Movadef y estas cosas a lo mejor puedan tener una labor mayor, puede ser, pero a eso no lo podemos llamarle reforma”, aseveró.
“[Anteriormente] se trastocó el concepto institucional de la fuerza armada, se vulneró la jerarquía, que es un principio un valor, se vulneró la disciplina, se vulneró una serie de valores de la fuerza armada […], es decir tuvo que hacerse esos ajustes [en ese periodo]. […] Ya se había aumentado a 38 años de servicio, ahora se aumenta a 40, ¿eso es reforma? No. La situación está dada en que los oficiales nos vamos muy jóvenes, pero normalmente un oficial general se iba a los 55 años”, apuntó.

Ley de remuneraciones y pensiones tienen cosas buenas y malas | Inicio

No obstante, comentó que independientemente de sus imperfecciones, la Ley de remuneraciones de la Fuerzas Armadas es importante y buena porque nunca se había dado y porque recoge muchas apreciaciones del Parlamento. Calificó, también, de positiva la nueva ley de pensiones para los que comienzan y destacó que no se recorte los derechos adquiridos.
“Las cosas se han hecho en cuestión de la Ley de remuneraciones y pensiones, es un paso que tenía que darlo de todas maneras. [¿Le parece satisfactorio eso?] Tienen cosas que han tomado de los proyectos que hemos presentado, cosas positivas y cosas negativas, como cualquier norma en nuestro país”, dijo.
“Cosas positivas como [el tema de] la remuneración consolidada mensual, una remuneración que antes estaba con más 35 conceptos a nivel de Fuerzas Armadas, todo eran bonos, de manera que cuando un oficial se iba al retiro le quitaban todos esos bonos y se iban con una pensión misérrima, entonces eso es positivo”, aseveró.
Resaltó, del mismo modo, que se mantenga la Caja de Pensiones Militar Policial, entidad que estimó había sido satanizada y que –puntualizó– se quebró en 1979 con pérdidas de más de 20 mil millones, tras decisiones extremadamente liberales.
“Es positivo que se mantenga la Ley 19846, la ley de pensiones que regían, que era la única ley que teníamos para los oficiales que se habían acogido a esa ley. Es positivo que se mantenga la Caja de Pensiones Militar Policial […]”, mencionó.
“La Caja sigue, se crea un nuevo sistema de pensiones para los nuevos oficiales que salgan de la escuela, es decir, se hace un corte de la Ley 19846 y se crea otra ley de pensiones, que para muchos perjudica mucho a la oficialidad en el sentido de que se elimina la pensión renovable, se mantiene un tope de de 2 UIT, se baja 55% de la remuneración cuando uno pasa al retiro, de lo que consideraba toda Latinoamérica que generalmente es 80%, 85%, nosotros habíamos presentado un proyecto de 80% de que se retira porque nuestra carrera es distinta. […] Se baja a las viudas la pensión del 50% porque dice en la civilidad es así”, explicó.