jueves, 20 de diciembre de 2012

Rey de Castro: En términos de educación cívica me parece fatal el pedido de indulto de Fujimori

Ideeleradio.- Me parece fatal para el país, en términos de educación cívica, que se esté solicitando un indulto humanitario a favor del expresidente Alberto Fujimori, afirmó el ex integrante de la Iniciativa Nacional Anticorrupción (INA), Álvaro Rey de Castro, al considerar que le preocupa mucho la pérdida de indignación en la sociedad ante los escándalos de corrupción ocurridos en el régimen fujimorista.

“El razonamiento es que este hombre [Alberto Fujimori] hizo tanto bien al país, que se le debe perdonar absolutamente cualquier cosa, eso a mí me parece fatal en términos de educación cívica”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“¿Cuál es el problema de fondo creo yo? Me preocupa mucho la pérdida paulatina de indignación. Es decir, lo que está sucediendo ahora con el pedido de indulto a Fujimori es un escándalo. Es decir, a todos nos consta que fue un juicio ejemplar, a todos nos consta la corrupción sistemática que hubo en el gobierno de Fujimori. Eso no ha sido discutido siquiera; los defensores de Fujimori ni siquiera se han tomado el trabajo en tratar demostrar que no era corrupta, o sea lo dan como una causa perdida”, subrayó.

Cultura de la sospecha existe por alguna razón
Inicio En otro momento, indicó que la “cultura de la sospecha” de actos de corrupción existe en nuestro país por la falta de instituciones sólidas que la enfrenten. Recordó que una de las principales recomendaciones de su organización fue la de crear un organismo temporal que se ocupe de la lucha contra este flagelo con personalidades que provengan de la sociedad civil sin ningún compromiso político partidario.

“Sí es posible el ejercicio en una forma compatible con la ética sin ser corrupto, creo definitivamente que sí, ahora que el control de la corrupción esté en manos de instituciones que a su vez dependen de la política sería, eventualmente, posible en un país con instituciones sólidas que se respeten, lo que sucede es que todos sabemos que no es así. Esta cultura de la sospecha es una cultura que existe por alguna razón y la razón fundamental es que la actuación de nuestras autoridades muchas veces es sospechosa y, además, se ha comprobado que hay razones para esa sospecha”, aseveró.

“Entonces, yo sí pensaría que la recomendación original de la INA de crear un organismo temporal que se ocupe de la lucha anticorrupción, integrado básicamente por personas que provengan de la sociedad civil y, en ese sentido, no tengan de un excesivo compromiso político partidario, era una propuesta realista”, manifestó.

Lamentable cultura del roba, pero hace
Inicio Finalmente, lamentó que en nuestro país todavía se prefiera a una autoridad deshonesta pero eficiente, en vez de preferir a un persona honesta como la alcaldesa de Lima, Susana Villarán. Calificó de espeluznante el costo que significó la corrupción del régimen de Alberto Fujimori para el país.

“En el país, lamentablemente, perceptible una situación en la cual una persona percibida como honesta, es menos importante que sea percibida con razón o sin ella como eficiente, entonces un poco el mensaje es: prefiero un deshonesto eficiente, que robe, pero que haga”, deploró.

“Una de las cosas absolutamente espeluznantes del informe de la INA es lo que le costó al país la corrupción del régimen de Fujimori, fue una cantidad exorbitante de dinero, entonces en la medida que se pueda transmitir la percepción de que la corrupción es más ineficiente que la falta de corrupción, que es un poco lo que les preocupa más a los empresarios, los empresarios están diciendo en realidad es mucho más fácil coimear que seguir toda esta lista de trámites”, concluyó.