lunes, 17 de diciembre de 2012

Guillén: INPE debe retomar control y rotar a todo el personal del penal de la Diroes


Ideeleradio.- El Instituto Nacional Penitenciario (INPE) debe retomar el control del penal de la Diroes porque parece que fuera administrado por el expresidente Alberto Fujimori y sus autoridades tienen que disponer la rotación de todo el personal, pues se ha generado cierta familiaridad o amistad con este reo, manifestó el ex fiscal supremo provisional Avelino Guillén.

Fue al referirse a las visitas –seis en noviembre y cuatro en diciembre– que realizó la congresista María del Pilar Cordero Jon Tay en horarios que no están reglamentariamente permitidos.

“Lo preocupante es que entre el cuaderno de la Policía y el INPE difieren en cuanto al número de visitas y en cuanto al horario, eso es absolutamente irregular. Todo esto es preocupante y revela, por un lado, la debilidad por parte del INPE para poner orden en este penal y esta es una situación que debe césar. […] Creo que el INPE tiene que retomar el control de ese centro penitenciario, todo apunta a señalar que el gobierno de ese penal lo tiene el señor Fujimori”, señaló en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Estos empleados están ahí hace varios años y tienen cierta familiaridad, cierta amistad con Fujimori y eso ha relajado las normas disciplinarias y de control en relación a un interno. Eso es lo real, […] esperemos que esto se regularice a la brevedad posible y el INPE pueda administrar correctamente este establecimiento carcelario. No es posible que un solo interno origine tantos problemas y tantos inconvenientes”, acotó.

Empleados están desde el 2007 en la Diroes

Guillén Jáuregui explicó que la diferencia de la información consignada en los cuadernos de ingresos del INPE y de la Policía en la Diroes demuestra que existe un desorden administrativo. Remarcó que el Inpe tiene que pasar de las palabras a los hechos y disponer este año la reasignación de sus empleados a otros centros carcelarios pues trabajan en esta sede desde el 2007.

“Desde el 2007, el mayor número de empleados del centro Barbadillo viene cuidando al señor Fujimori, y no son trasladados ni son cambiados; conforme a su propio reglamento ellos ya deberían haber sido reubicados en otros penales. ¿Cómo es posible que en cinco años, la mayor parte de agentes penitenciarios continúen trabajando en ese penal?”, mencionó.

“Inclusive el propio director, […] desde ahí se mantiene este mismo grupo de agentes. Yo creo que el Inpe tiene que pasar de las palabras a los hechos, y disponer la rotación de todos los empleados que trabajan en el penal de Barbadillo y que aprovechen este fin de año para tomar esta medida porque no es posible que ese penal se produzca una serie de visitas que no son controladas adecuadamente”, refirió.