lunes, 17 de diciembre de 2012

Guillén: Al igual que Chile, fujimoristas creen que la costumbre genera derecho

Ideeleradio.- Al igual que Chile, los fujimoristas piensan que la costumbre genera derecho, sostuvo el ex fiscal supremo provisional, Avelino Guillén, al recordar que los privilegios y las visitas irregulares que recibe el expresidente Alberto Fujimori se registran desde el régimen anterior, luego de una negociación entre el Apra y Fuerza 2011.

“No conozco ningún informe en estos cinco años, ningún documento que avale las visitas frecuentes de congresistas a cualquier hora del día, eso ha sido una imposición, eso ha sido parte de la negociación y el trato que tuvo el régimen aprista con el fujimorismo para permitir una serie de privilegios al señor Fujimori”, refirió en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Y es como [si dijeran que] el uso frecuente de esta costumbre, ya lo quieren imponer. O sea la costumbre hace derecho, parece este litigio en que los chilenos de manera [argumentan que] tienen posesión del mar sin derecho alguno y dicen ya es nuestro. Acá lo que tiene que haber es la fortaleza de la democracia, de las instituciones”, apuntó.

Visitas y la función congresal 

El exmagistrado indicó que el INPE debería impedir el ingreso de parlamentarios fuera de las horas de visitas, salvo que expliquen la función congresal que están realizando. Anotó que las visitas particulares deberían producirse dentro de los horarios fijados por la autoridad competente.

“Creo que acá el Inpe tiene que hacer consultas al Congreso. […] Es que el Congreso no le va a responder, porque la función de fiscalización son claras, ¿qué cosa va a aclarar el Congreso?, ¿qué investigación conocemos se está llevando a cabo sobre este penal?, ¿qué comisión está investigando el penal de la Diroes?, no conozco, no existe”, dijo.

“Entonces, la visitas [que se han denunciado] simplemente son como amigos, visitas particulares, y en este caso tienen derecho a visitarlo dentro de un horario, que son martes, jueves y domingo, de ocho a cinco, después de las cinco ya no los puede visitar, salvo familiares directos, pero este no es el caso”, remarcó.