jueves, 13 de diciembre de 2012

Gamero: Economía está en piloto automático y no hay políticas para acortar desigualdad

Ideeleradio.- La economía peruana que está en piloto automático ha generado un impacto en la disminución de la pobreza, pero no ha habido políticas para compartir los beneficios del crecimiento y disminuir las brechas de desigualdad, afirmó Julio Gamero, ex viceministro de Promoción del Empleo.

“Lo que se aprecia es que seguimos en piloto automático, es decir, no hay cambios en términos de la política macroeconómica y eso ha tenido un impacto en la disminución de la pobreza en mayor demanda de trabajo, pero en términos de lo que sería compartir los beneficios de este crecimiento económico se ha podido hacer más si hubiera habido políticas orientadas a buscar disminuir las brechas de desigualdad, buscar que el empleo de calidad aumente, y no sea tan solo en términos inerciales y pasivos”, expresó al programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Refirió, en ese sentido, que un ejemplo de política de inclusión social sería dinamizar el sector de la microempresa con mayor apoyo a los pequeños productores rurales o urbanos. Explicó que este sector requiere extensión de servicios de desarrollo empresarial, asistencia técnica y la consolidación o configuración de cadenas productivas.

“Esas herramientas de políticas hoy en día son promovidas por la cooperación internacional o entidades privadas, pero el Estado no tiene una cantidad significativa de recursos en esa área, como es la promoción del desarrollo económico local o regional. Con una orientación en ese sentido uno logra la inclusión de los pequeños productores en esta dinámica productiva tan relevante que hay hoy en día”, remarcó.

“Para el sector asalariado lo que se necesita es facilitar la configuración de organizaciones sindicales, es poner coto a las prácticas antisindicales, y de esta forma permitir que los trabajadores libremente se organicen y puedan negociar con su empleador las mejores salariales. Con esas dos medidas se logra que no sean políticas pasivas, sino una intención liberada de mejorar la brecha distributiva”, apuntó.

No hay regulación para el sector público
Inicio Gamero Requena detalló que en el sector asalariado, entre público y privado, hay cerca de 6 millones de personas, de cuales solo 120 mil tiene acceso a negociación colectiva. Y observó que para el servidor del Estado no hay una regulación adecuada, ya que las leyes presupuestarias se anteponen a los derechos fundamentales.

“En el sector privado hay 5 millones de asalariados, de los cuales 2 millones y medio están en las microempresas de menos de 10 trabajadores. Ese sector tiene menos derechos laborales y poca capacidad de negociación. Ahí ha habido políticas que no se han llevado a la práctica, por ejemplo, con el gobierno anterior a través del Decreto Legislativo 1086, se señaló que para incentivar la formalización de estos trabajadores de las microempresas se iba a dar un cofinanciamiento para acceso al Seguro Integral de Salud y un cofinanciamiento para un fondo de pensiones sociales [pero no hay mucho avance]”, opinó.

“De acuerdo a la planilla electrónica del Ministerio de Trabajo al año 2000, había menos de un millón de trabajadores asalariados privados registrados en la planilla electrónica. El año pasado eran cerca de 2 millones 800, y este año es probable que hayan llegado a los 3 millones, es decir, la cantidad de asalariados privados registrados en situaciones de formalidad se ha incrementado significativamente y sobre ese universo la cantidad de trabajadores sindicalizados aún es bastante baja”, concluyó.