miércoles, 5 de diciembre de 2012

Exsenador chileno: Es un juego jurídico que Perú pida delimitación y no soberanía porque es lo mismo

Ideeleradio.- Es un juego de tipo jurídico que el Perú haya precisado a la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) que lo que busca es una delimitación y no una soberanía sobre el mar cuando al final es lo mismo, expresó Roberto Muñoz Barra, expresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Chile.

“Yo no puedo dejar de reconocer la habilitad del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú, como del gobierno peruano, porque como usted comprenderá que hablar de que no se busca soberanía, sino que se busca una delimitación es en el fondo lo mismo porque la delimitación va a significar que los tratados de 1952 y de 1954 en su contexto serían desconocidos –según la tesis de Chile– y la delimitación implica por supuesto un territorio marítimo demarcado que indudablemente va con la soberanía”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[Un territorio marítimo va con soberanía] porque si este trozo es mío, yo tengo que tener soberanía. De tal manera que yo diría que es un juego de tipo jurídico que está dentro de los fundamentos que Torre Tagle está planteando en el tribunal internacional”, anotó.

Chile y Perú acatarán fallo de CIJ
Inicio En otro momento, indicó que si Chile y Perú decidieron acudir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya tienen que aceptar el fallo que ahí se determine. Reconoció que en esta demanda Perú tiene mucho que ganar mientras que Chile 30 mil kilómetros cuadrados que perder.

“A pesar que siempre se sostuvo en Chile durante prácticamente 60 años que los tratados de los años 1952 y 1954 determinaban en que los límites marítimos estaban determinados por ambos tratados; sin embargo, bueno el asunto hoy día con mucha inteligencia, Torre Tagle y la Cancillería han configurado esta situación que Chile aceptó. De tal manera que aquí Perú tiene su teoría y su tesis, Chile tiene la propia, y lo que está muy claro es que si Chile y Perú aceptaron ir al Tribunal de La Haya van a tener que aceptar el fallo que ahí se determine”, subrayó.

“Indudablemente un resultado que desconozca la estructura de los tratados de 1952 y de 1954 va a significar una conquista para el Perú, evidentemente alguna conquista para el Perú en estos 30 mil kilómetros cuadrados de los límites marítimos. Muchos dicen que La Haya da resultados salomónicos, siempre Perú estaría a ganar lo que sea, no me atrevo a dar cifras, ya Chile está embotellado al haber aceptado de ir al Tribunal de La Haya a tener que asumir lo que ahí pudiera ocurrir”, mencionó.

Tranquilidad y serenidad
Inicio Finalmente, destacó las invocaciones a la tranquilidad y la serenidad que han hecho los gobiernos de Perú y Chile ante el inicio de la fase oral en la Corte de La Haya. Recordó que fue el hoy expresidente peruano Alan García el que demandó a Chile ante La Haya y que fue el gobierno de Michelle Bachelet el que decidió acudir a esta controversia.

“Se ha dicho que La Haya siempre da fallos salomónicos, bueno eso ya lo sabíamos del momento dado que se aceptó ir a La Haya habrá que asumir los costos de que ello significa, aún cuando nosotros los chilenos estamos absolutamente convencidos de que esto es cosa juzgada y que una de las tesis que indudablemente plantea el gobierno es que La Haya tendrá que referirse a los contenidos de los tratados de 1952 y de 1954. En fin, por un lado, es bueno lo que plantea el gobierno tanto chileno, como el gobierno peruano de tranquilidad y que esperemos con serenidad lo que va a ocurrir”, estimó.

“Cuando resultó electo Alan García, tuve la oportunidad, junto con el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y yo en mi calidad de presidente de la Comisión de RR.EE del Senado, de conversar con él [García] en Chile ya como presidente electo. Ya teníamos nosotros señales de que algo venia, aún cuando el presidente, en ese entonces, manifestó que era un tema que no pensaba tocarlo en su gobierno, ya que tenía otras urgencias que enfrentar como presidente, después la intención del presidente García se vio en un sentido contrario, en que se fue construyendo a través de Torre Tagle que es una cancillería profesional”, concluyó.