jueves, 20 de diciembre de 2012

Basombrío: Hay que luchar a muerte para que Villarán no sea revocada y entender por qué se le cuestiona

Ideeleradio.- Creo que hay que luchar a muerte para que la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, no sea revocada, pues, está impulsando transparencia en la gestión edil y se está arriesgando a hacer determinadas reformas, pero a la vez se debe entender las razones por las que un sector de la población promueve o apoya su salida del municipio, sostuvo el analista Carlos Basombrío.

“Sí creo que hay que luchar a muerte para que Susana no sea revocada, pero si no entendemos las razones por las que puede estar siendo revocada, porque no es solamente que hay gente que hace campaña contra ella”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Contra Castañeda se hacía campaña por muy buenas razones y 85% lo aprobaba; recuerden el ‘lentopolitano’, Comunicore, todo eso y se fue con 85% de aprobación. Allí en [el caso de Villarán] algún momento se quebró la relación con un sector importante de la población y que está costando enormemente restablecerla”, acotó.

Anotó, en ese sentido, que lo que valora de la administración de Susana Villarán es que le está imprimiendo transparencia a la gestión municipal y que se está apostando por cambios importantes en temas como el transporte y la comercialización.

“¿Qué es lo muy diferente que está haciendo Susana y que yo valoro? Por el lado de la transparencia en la gestión, por el lado de arriesgarse a hacer determinadas reformas que me parecen importantes, [como] transporte [y] comercialización. [También] un mayor énfasis en políticas culturales, que creo que no influencian en la aprobación o desaprobación, lamentablemente son [temas] más marginales, pero en lo demás es básicamente también parecido a otras gestiones municipales, tratar de hacer obras públicas que beneficien a la población”, indicó.

Está cumpliendo con sus propuestas electorales
Inicio Opinó, en otro momento, que si Villarán de la Puente está recibiendo el respaldo de un sector de la opinión pública se debe a que está cumpliendo con sus propuestas electorales. Comentó que si la alcaldesa hubiera tenido una sintonía inicial con la ciudadanía desde el primer momento, los revocadores no hubieran podido plantear su salida del sillón edil.

“Yo no siento que el tema con Susana sea un tema de que porque cumplió lo que ofreció está mal ahora, porque si fuese ese el caso, estaríamos en una situación terrible. Más bien creo que la gente que la apoya, que hoy día está cerca de la gente que votó por ella, 34% o tres puntos más, la apoya justamente porque está haciendo lo que dijo que iba a hacer”, argumentó.

“Yo no creo que Susana haya estado mal porque auditó Comunicore, yo no creo que ese sea el punto central. Lamentablemente, creo que para la mayoría de la gente el tema de corrupción o no corrupción [no es valorado]. Si Susana hubiera tenido una sintonía inicial con la ciudadanía a partir de una gestión que en el primer momento hubiera sido más eficiente, los revocadores no hubieran podido plantear eso”, puntualizó.

Confusión y ausencia de alianzas
Inicio Basombrío Iglesias sostuvo que existen dos razones por las que Susana Villarán está en esta situación una vez que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) aprobó el proceso de revocatoria. Refirió que una de ellas está vinculada a la confusión sobre el tipo de victoria que se obtuvo en los comicios ediles, lo que significó que no se hayan establecido alianzas.
“Una primera, porque ella [Villarán] confundió el tipo de victoria que había tenido en Lima, o sea ella ganó en Lima por una circunstancia muy particular en la cual se produjo un vacío político que ella pudo llenar, pero ella no ganó en Lima porque la izquierda ganó Lima, esa es una visión equivocada de lo que ocurrió”, refirió.

“O sea ella ganó pese a ser de izquierda y toda su conducta política de los seis meses posteriores no entendió este fenómeno y actuó, además, como que la izquierda había ganado en Lima, sí que ganó por 1%, sino que había una especie de nuevo mandato para un partido que ya existía en el país, y que podía hacer un poco lo que quería en términos políticos, rechazó una alianza con Toledo, rechazó una alianza más a la izquierda con los Patria Roja, entonces tenían cero apoyo político de otros sectores, no tenía congresistas”, manifestó.

Precisó, finalmente, que el segundo motivo se relaciona a la instalación de una imagen negativa de su gestión, pues la burgomaestre tuvo varios meses muy malos. “Por otro lado, ella tuvo seis a ocho meses muy malos, y a eso se suma sectores que querían sacarla, ahora todo eso ha ido mejorando y se siente, pero se instaló una imagen negativa de su gestión”, concluyó.