jueves, 6 de diciembre de 2012

Alertan que comuneros de San Juan de Cañaris intentarán tomar campamento Cañariaco

Ideeleradio.- Cerca de 800 personas, entre hombres y mujeres, de la comunidad campesina San Juan de Kañaris intentarán tomar las instalaciones del campamento minero Cañariaco, de la mina Candente Cooper, informó Rosa Huamán Rinza, presidenta de las Rondas Campesinas Femeninas de dicha localidad.

“La población de la comunidad de Kañaris, entre hombres y mujeres, se han trasladado al campamento minero. Son cerca de 800 personas que han ido con la finalidad de tomar el campamento de manera pacífica, sin embargo, [han informado que] del proyecto minero Cañariaco han llevado un grupo de gente de mal vivir, armados. Nuestro temor es que haya pérdidas de vidas humanas”, alertó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“La comunidad está indignada de que la empresa minera no respete nuestros derechos pese a que en una asamblea hemos acordado de forma democrática decir ‘no a la minera’. No se respeta [la decisión de la población] al contrario prevalece la empresa minera. El Estado no nos tiene en cuenta, por eso la población está indignada y se han levantado para tomar el campamento”, señaló.

Ejecutivo no atiende sus demandas
Denunció, asimismo, que este problema fue comunicado en su momento a los funcionarios de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), así como al Ministerio de Energía y Minas y al Ministerio del Ambiente. Lamentó que estos dos sectores no atiendan sus demandas.

“Hemos ido a dialogar a Lima. Ha ido el presidente de la comunidad, los miembros de la comunidad. Hemos ido para dialogar con el Ministerio de Energía y Minas, el Ministerio del Ambiente, pero no tuvimos resultados; al contrario, nos sentimos maltratados, discriminados, esa es la emoción de Kañaris por eso la decisión de ir a recuperar el territorio donde está la empresa transnacional”, precisó.

“La empresa minera nos ataca y dice que somos terroristas, violentistas, de ninguna manera. Nosotros nos levantamos para defender nuestros recursos, nuestras aguas, de manera muy pacífica. Nosotros somos humildes y hasta el momento no hemos hecho actos violentos”, remarcó.