martes, 6 de noviembre de 2012

Tuesta: Villarán no necesita pedir licencia para hacer campaña contra la revocatoria

Ideeleradio.- La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, no tiene por qué pedir licencia para hacer campaña en contra de la revocatoria, y si se la limita de esta manera se la estaría maniatando, expresó Fernando Tuesta Soldevilla, analista y exjefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE). 

Fue al comentar las declaraciones del exintegrante del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Gastón Soto Vallenas, quien señaló que la burgomaestre de Lima puede efectuar una campaña contra la revocatoria si solicita licencia al Concejo Metropolitano y realiza una labor proselitista con dinero propio. 

“Un exmagistrado ha declarado el otro día que la alcaldesa de Lima [y esto sería válido para todas las consultas] tendrían que pedir licencia para hacer campaña y eso no es cierto por una sencilla razón. Quizás lo que pueda plantearse es que, por ejemplo, en el lapso de una inauguración, ella pues solicite a los que están presentes que voten por el ‘no’ en la revocatoria, una cosa así, pero limitarla de esta manera es extender esta situación y, efectivamente, maniatar a la alcaldesa”, explicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio. 

“Es más, ninguno de los 40 miembros del Concejo Provincial de Lima que incluye a la alcaldesa y 39 regidores podrían hacerlo [limitarla de esa manera]. […] En relación al tema de las obras, una cosa es que un alcalde vaya a una reelección, compita entre varios y use los recursos públicos e inaugure obras. Y otra cosa es una revocatoria donde está en cuestión, justamente, la gestión en donde el alcalde todavía sigue en funciones”, puntualizó. 

No creo que JNE desestime declaraciones de Villarán
Tuesta Soldevilla dijo, además, que no cree que el JNE se pronuncie en contra de las recientes declaraciones de Villarán de la Puente, quien rechazó la revocatoria. Indicó que la burgomaestre debe manejarse utilizando el sentido común y ciertos criterios. 

“No creo que [el JNE] lo haga [es decir, se pronuncie en contra de la ley] porque además la idea es el ‘no uso de recursos públicos’; no es que ella no pueda hablar. Imaginémonos, por ejemplo, usar los camiones o transporte de propiedad del municipio, colocando afiches y banderolas, atacando a los promotores del ‘sí’ y llamando a apoyar al ‘no’ o poner en la fachada del municipio un ‘no a la revocatoria’ ese sería un acto, [contrario a la norma]. En ese tipo de cosas, hay ciertos criterios y sentido común. Ciertamente, hay algunos que son fronteras, difíciles, para eso está el JNE”, argumentó. 

Recordó, finalmente, que existe una norma inicial de mediados de los noventa que se dio en relación a la elección del expresidente Alberto Fujimori y de las críticas que se hacían por el uso de los recursos públicos en este tipo de contexto. Dijo que se aplica en extensión las normas electorales y que en su mayoría se refieren a autoridades que van hacia la reelección. 

“En realidad por extensión esto se está aplicando [las normas electorales] a la revocatorias, cosa como se ha señalado es otra figura, pero la Ley 26300 que es de control y participación ciudadana, cuyo mecanismo es la revocatoria entre varios, en realidad no está reglamentada y el JNE emite resoluciones muchas de las cuales han cambiado por el tiempo”, precisó. 

“Por ejemplo, desde hace 15 años que se tiene la revocatoria en ocho procesos de consulta popular, el JNE ha cambiado su posición en relación cuál es el mínimo necesario para revocar, esto como ejemplo, para ver que el JNE emite resoluciones para dar el marco específico a cada consulta popular”, apuntó.