viernes, 30 de noviembre de 2012

Piden a fujimoristas que visiten zonas donde se dieron esterilizaciones forzadas

Ideeleradio.- Los líderes del fujimorismo deberían visitar las comunidades en las que se practicaron las esterilizaciones forzadas a miles de mujeres para que así conozcan la verdad sobre esta política de salud que se adoptó en el gobierno de Alberto Fujimori, planteó Sabina Huillca Cóndor, una de las víctimas de estas irregulares intervenciones médicas.

Fue al comentar las críticas de la excandidata presidencial Keiko Fujimori y de los congresistas de su bancada, Luz Salgado y Alejandro Aguinaga, tras la decisión del Ministerio Público de reabrir la investigación por el caso de las esterilizaciones forzadas a miles de mujeres en el gobierno de Alberto Fujimori.

“Hasta ahora tengo cuatro operaciones por causa de las esterilizaciones forzadas, no me sana la cintura. ¿Cómo va a mentir [Luz] Salgado?, ¿cómo me vas a decir eso?, ¿cómo va a mentir? Nosotros hemos denunciado desde antes de la campaña [electoral] sintiendo a nuestros hijos, nuestra tierra para que no pasen estos casos. Ahora, si quieren ir a nuestra tierra vayan, vayan a nuestro centro de salud para que vean a cuántas mujeres les han hecho esto. Conozcan la verdad”, invocó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Fui esterilizada a la fuerza y contra mi voluntad
Inicio Por otro lado, Huillca Cóndor describió como a la edad de 26 años fue esterilizada contra su voluntad en el Centro de Salud de Izcuchaca, provincia cusqueña de Anta, después de dar a luz.

"Cuando iba a dar a luz a mi hijita hemos ido desde mi pueblo, Huayllacocha, distrito de Huarocondo, hasta Izcuchaca, por recomendación del doctor. […] Le supliqué al doctor que me acompañe. Temía que en el camino nazca mi bebe. Hasta le dije que iba a pagarle aparte, y el doctor aceptó. […] En medio del camino di a luz, por Cachimayo. Al llegar a Izcuchaca, el doctor me dijo que me iba a quedar allí. Yo le respondí que me iría a mi casa porque estaba sana. A las 6 de la mañana vino la enfermera y me dijo que me bañe. Me dijo que así, cochina, no podía esperar al doctor; luego me agarró de la mano diciéndome '¡levántate, levántate!', y me jaló hasta la ducha. Me quitó toda mi ropa y con la manguera me lavó”, relató.

“[… ] Después me puso un vestido verde y me llevó a una camilla, donde amarraron mis manos y pies. Luego me pusieron anestesia y me quedé dormida. Cuando he despertado, el doctor cosía mi barriga, tres puntos me habían puesto. Quise levantarme y comencé a gritar. El doctor me dijo: 'cállate hijita, no te va a doler', y seguía cosiendo. Yo sentía mucho dolor. Después me llevaron a mi cama. Mi esposo llegó, le reclamé, y lloré. Ya sabía que me habían esterilizado”, contó.

Un médico me dijo que fui esterilizada
Inicio Finalmente, Sabina Huillca Cóndor indicó que fue el mismo médico el que le reveló que había sido esterilizada a la fuerza y sin su voluntad.

“Ese día le pregunté al doctor: ‘¿para qué me han hecho esto en mi barriga?, ¿así limpian?’ [Él me respondió:] ‘¿No te ha contado tu esposo, las enfermeras? Ya no vas a tener más hijos, para eso he cortado tu barriga y sacado un pedazo de tu tripa’, dijo riendo y se fue, yo me asusté y me puse a llorar", concluyó.