lunes, 19 de noviembre de 2012

Afirman que respuesta del sistema de justicia en casos de accidentes de tránsito es deficiente

Ideeleradio.- La respuesta del sistema de justicia y policial en los casos de accidentes e infracciones al reglamento y normas de tránsito es muy negativa y deficiente, afirmó Alejandro Silva, director del Programa de Defensa Municipal de Accidentes de Tránsito de la Municipalidad de Lima.

“La evaluación es negativa, muy negativa en verdad, cuando ocurre un accidente de tránsito, desde el momento de la intervención policial. Cuando ocurre un accidente de tránsito, el trámite para la toma del dosaje etílico es promedio de cinco horas y no necesariamente tiene que ver con la poca voluntad de la Policía, significa que no hay muchos recursos. Entonces, cuando la persona llega a la sanidad para que se le haga el dosaje etílico, simplemente los rastros de sangre han desaparecido”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Por otro lado, la intervención fiscal y judicial, también, es deficiente en varios sentidos, hay una suerte de comportamiento plantilla, todos acusan o denuncian por homicidio simple o lesiones graves simples, cuando no en todos los casos es así, hay en muchísimos casos un enorme nivel de conciencia de lo que está haciendo el conductor y en esos casos se debiera aplicar lo que la ley dispone. Entonces, tú tienes no menos de una docena de personas purgando penas por este tipo de delitos”, explicó.

Encabezamos accidentabilidad vehicular en América Latina
Inicio Por otro lado, reveló que nuestro país está a la cabeza de la accidentabilidad vehicular en América Latina, superada solo por México y Venezuela. Indicó que desde hace 15 años la tasa de siniestralidad en accidentes de tránsito no ha variado, lo cual constituye un problema para la salud pública.

“El tema de la accidentabilidad vehicular es un tema gravísimo que debiera precisar una atención inmediata, urgente y prioritaria por parte de las autoridades y por parte de la ciudadanía. Después de México y Venezuela estamos nosotros como uno de los países con mayor accidentabilidad en América Latina y tomando en consideración que el parque automotor de México y Venezuela nos supera cuatro veces, o sea que si comparativamente pusiéramos las cosas diríamos que estamos en la cabeza de la accidentabilidad vehicular en América Latina, lo cual es gravísimo”, sostuvo.

“Estamos hablando, de por lo menos, desde hace 15 años y las cifras no han variado, de 3 mil a 3 mil 500 personas muertas por accidentes vehiculares en todo el país. El promedio en Lima es de 1100 muertes al año y de personas con lesiones graves de por vida, de por lo menos 10 veces esa cifra. Estamos hablando de cifras pavorosas en general, estamos hablando de cifras, que ya no solo generan una enorme o gravísima tragedia en las víctimas directas, sino que este es un problema de salud pública”, consideró.