martes, 16 de octubre de 2012

Ricardo Soberón: Humala y su entorno no tienen idea de lo que debe hacerse en el Vraem

Ideeleradio.- El exjefe de Devida, Ricardo Soberón Garrido, sostuvo que el presidente Ollanta Humala Tasso y su entorno más próximo no tienen una idea cabal de lo que debe hacerse en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Marañón (Vraem).

Fue al ser consultado por los recientes atentados terroristas de la columna senderista de los hermanos Quispe Palomino en el Cusco, donde el viernes último dos policías murieron y tres resultaron heridos en una emboscada en las localidades de Kepashiato y Kimbiri.

“En el primer trimestre del año pensaba que el problema se llamaba Oscar Valdés, pero me estoy dando cuenta que el problema va un poco más arriba de Oscar Valdés o de cualquier primer ministro, me temo que el propio Presidente y su entorno más próximo no tiene una idea cabal y completa de lo que debe hacerse en ésta región del VRAEM”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Todos conocemos y los que hemos estado en el Gobierno [sabemos] la poca confianza que tiene el Presidente Humala hacia el estamento civil, él confía en lo militar. Pero más allá de la presencia de un ministro del Interior civil o de un ministro de Defensa civil o de un primer ministro del talante civil de Juan Jiménez. Todo parece indicar que cualquier iniciativa que tiene éste gobierno en la actualidad sobre el VRAEM va por vía militar”, aseveró.

El presidente se salta los ministros
Inicio Soberón Garrido, consideró a su juicio que el jefe de Estado no escucha a los ministros del Interior, Wilfredo Pedraza y de Defensa, Pedro Cateriano. Indicó que el Perú dentro de diez años será el primer productor mundial de coca y de pasta básica de cocaína.

“Yo me temo que el presidente se salta a los ministros [Interior y Defensa] y coordina con un sector que no está vinculado a ellos, prueba de ello es que en la conferencia de prensa que dieron los dos ministros luego de sucedido los hechos en Ranrapata, [dónde salieron] esas contradicciones y vacíos de discursos entre Comando Conjunto de las FF.AA - PNP y las cabezas de sector [Interior y Defensa] muestran eso; poco peso político, poca capacidad de coordinación, ausencia de mando político del Estado peruano para observar y dirigir las acciones en el VRAEM”, subrayó.

“El mercado del narcotráfico en los próximos cinco, 10 años procediendo del Perú, primer productor mundial de coca y de pasta, se van a derivar ya no a Europa, ya no a EE.UU sino al Brasil. Eso hace que para las columnas de Quispe Palomino y las firmas que están alrededor de ellas, la ruta terrestre que conduce de Kimbiri hacia Cusco es estratégica, por eso los atentados que últimamente apreciamos, están en esa vía”, advirtió.

Ministro de Defensa no puede seguir mirando hacia atrás
Inicio Finalmente, manifestó que el ministro de Defensa, Pedro Cateriano debe formular su discurso y no mirar hacia el pasado cuando se hacen las críticas a su gestión ministerial. Dijo que las opiniones del titular de Defensa visibilizan las contradicciones que hay en la política antisubversiva del Gobierno.

“Yo pienso que el ministro Cateriano debería poder reformular su discurso, sus iniciativas y sus propuestas, no podemos seguir mirando hacia el pasado, como una argumentación, una justificación de porque las cosas están como están. Hasta que no resolvamos un problema de carácter histórico entre nuestra Policía Nacional y nuestras Fuerzas Armadas, nuestro ejército particularmente, no vamos a obtener la interoperabilidad de las fuerzas conjuntas de un ejército, de un componente armado”, explicó.

“Esto se traduce efectivamente, en falta de coherencia, falta de iniciativa, se visibilizan las contradicciones, hay críticas interinstitucionales que no permiten mostrar un Estado unitario”, concluyó.

Como se recuerda el día de ayer, el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, responsabilizó del resurgimiento del senderismo a la "política del avestruz" que, en su opinión, se practicó en los gobiernos anteriores para eludir el problema.

Publicar un comentario en la entrada