miércoles, 31 de octubre de 2012

García Toma: Humala puede evaluar políticamente las consecuencias de un indulto a Fujimori

Ideeleradio.- Una vez que se cumplió con la parte administrativa, el presidente de la República, Ollanta Humala, puede evaluar políticamente las consecuencias que generaría un eventual indulto a Alberto Fujimori, pero ese grado de discrecionalidad debe ser motivado, sostuvo Víctor García Toma, expresidente del Tribunal Constitucional (TC) y exministro de Justicia. 

“[¿Ollanta no podría argumentar un criterio político en el indulto?] Hay dos fases para el indulto. La primera fase es la administrativa que comienza con el cumplimiento de ciertas formalidades. […] Luego se pasa a la fase política, donde obviamente hay un grado de discrecionalidad pero tiene que ser un grado de discrecionalidad motivada tanto a favor como en contra”, expresó al programa No Hay Derecho de Ideeleradio. 

“Por ejemplo, me pongo en el siguiente escenario. Se presenta un pedido de indulto firmado por Abimael Guzmán y que a pesar que el informe es favorable [para el indulto] el presidente considera que no es conveniente, [porque] este acto humanitario puede generar problemas vinculados con la seguridad nacional y orden público, en la medida que esta decisión pudiera generar el reagrupamiento, la reactivación, el rebrote –digamos– de un fenómeno, eso es una evaluación política que el Presidente puede hacer”, comentó. Precisó que la parte administrativa va, por ejemplo, desde la firma por parte del solicitante de un determinado contexto hasta un informe técnico en el que se indicará si existe o no una enfermedad terminal o grave irreversible. 

Todo acto de poder debe estar sujeto a control
García Toma explicó, además, que un indulto humanitario está sujeto a un control posterior y no como algunos refieren, que solo es potestad del jefe de Estado. En ese sentido, dijo que en un Estado Constitucional todo acto de poder, entiéndase una gracia presidencial, tiene que ser racionalizado y sujeto a control. 

“En relación al indulto me parece que se ha tratado el tema de manera equivocada. Se ha referido que el indulto, siendo una institución monárquica y que subsiste en el marco de gobiernos republicanos, no está sujeto a ningún tipo de discrecionalidad ni queda a la mera, simple y entera voluntad del gobernante. No es cierto, porque incluso la propia historia constitucional así lo dice, desde la primera constitución republicana hasta la de 1979, que el indulto estaba a cargo del Parlamento, no el soberano sino el pueblo”, acotó. 

“En el marco de un Estado Constitucional todo acto de poder tiene que ser racionalizado y sujeto a control. En ese marco, la Constitución del 79 hablaba que los indultos se otorgaban conforme a ley; si bien es cierto, la Constitución del 93 no lo dice […] esto empieza en tiempos actuales desde el propio gobierno de Fujimori, cuando por una ley se señala que no cabe el indulto para el delito de secuestro, ese es un tema que en consecuencia va por una línea equivocada porque el indulto debe estar sujeto a un procedimiento, incluso a un control posterior”, añadió.
Publicar un comentario en la entrada