miércoles, 3 de octubre de 2012

García Sayán: Es probable que tomemos acciones porque da asco y pena que existan campañas infames

Una campaña de grosera mentira


Ideeleradio.- Es probable que se tomen acciones porque da asco y pena que se confunda la libertad de expresión con escribidores al servicio de campañas políticas, afirmó el exministro de Justicia, Diego García Sayán, al señalar que resulta inaceptable la forma en la que se destruyen las honras a través de “campañas infames”.

Fue al comentar la información del diario Perú 21 respecto a una flexibilización de la legislación antiterrorista y que mencionaba que los beneficios carcelarios a los terroristas de Sendero Luminoso y del MRTA se iniciaron en el 2000 luego del pedido realizado por Abimael Guzmán, a través de cartas que habrían sido dirigidas al despacho del entonces premier Javier Pérez de Cuellar y el exministro Diego García Sayán.

“Decir desinformación es muy generoso, sino una campaña de grosera mentira. En cualquier país, en donde la institucionalidad judicial está más cimentada ya tendrían que haberse producido una serie de procesos judiciales. [¿Va a hacer algo en ese sentido?] Es muy probable porque francamente las leyes están para que se cumplan y la forma en la cual se destruye honras a través de campañas infames es algo absolutamente inaceptable […]”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“[…] Alguien tiene que ir poniéndoles un paralé porque francamente la prensa y la libertad de expresión, por la que hemos batallado y seguiremos batallando siempre, es un valor absolutamente fundamental, y da pena y asco que pueda ser distorsionada y confundida con escribidores al servicio de campañas políticas para ello distorsionando y mintiendo”, acotó.

García Sayán consideró legítimo que existan sectores que consideren que el indulto al expresidente Alberto Fujimori procede, pero apuntó que esto no debe hacerse a través de una campaña donde se utiliza –dijo– una grosera mentira.

“[¿Esto denota una práctica recurrente en algunos medios que están envalentonados de que el indulto a Fujimori se pueda materializar?] Es muy legítimo que alguien que cree que el indulto procede y debe darse que dé sus argumentos, pero que no lo haga a la costa de una campaña”, aseveró.

Decreto 003 nunca se aplicó a la Base Naval
El exministro rechazó que se hayan flexibilizado el régimen carcelario de los condenados por terrorismo. Indicó que en el Perú se vive una etapa positiva en materia económica y consolidación de instituciones democráticas, pero siguen habiendo ciertos quistes. Cuestionó el papel de ciertos medios de comunicación que publican afirmaciones sin cotejar opiniones, contrastar versiones y que no rectifican.

“Aquí hay reiteración de cosas sumamente graves, se dijo en esta herramienta de la campaña de la distorsión que es hoy día las portadas de este periódico Perú 21 que el Gobierno de Transición dictó un decreto en los primeros meses del año 2001, el decreto 003 para flexibilizar las condiciones en las cárceles y en la Base Naval del Callao”, indicó.

“Ese decreto 003 que fue transitorio porque fue derogado por el reglamento del Código de Ejecución Penal a los pocos meses por el propio Gobierno de Transición nunca se aplicó ni estaba destinado a la Base Naval, que era un espacio circunscrito a la atribución del Consejo Supremo de Justicia Militar y de la Marina de Guerra del Perú”, mencionó.

Recordó que la primera norma que se dictó para regular dentro del marco del Ministerio de Justicia las instalaciones penales de la Base Naval del Callao fue durante el gobierno de Alejandro Toledo, siendo su ministro de Justicia Fernando Olivera.

“Es el decreto supremo 024. No lo digo como acusación ni como crítica a Fernando Olivera, sino como un hecho porque lo hizo entendiendo que ese era el paso que había que dar y que, además, había que cumplir con una obligación que derivaba de una sentencia del Tribunal Constitucional”, refirió.

“En ningún momento se tomaron el trabajo de publicar siquiera la carta de rectificación [que envié], sino de insistir en la edición siguiente con esa falsedad. Un medio está obligado a publicar la rectificación en los mismos términos en los que se publicó la información y no agregar apostillas, ni comentarios”, concluyó.
Publicar un comentario en la entrada