lunes, 3 de septiembre de 2012

Pedro Barreto: Grupos de infiltrados preparan estrategias ante nuevo paro regional

Ideeleradio.- En el paro que se acató en agosto último y que trajo consigo la muerte de un poblador y de una veintena de heridos existieron infiltrados y estos mismos grupos violentistas preparan sus estrategias ante el anunciado paro regional indefinido, advirtió el arzobispo de Huancayo, monseñor Pedro Barreto.

“[¿Hubo infiltrados en Jauja?] En realidad, esto es ya algo general en el país, hay una estrategia, porque da la impresión que se repite lo de Conga, se repite lo de Espinar y se repite lo que [ocurre] en Bagua mismo y no aprendemos de la historia […]. Yo creo que aquí el anunciado paro regional hace que el Gobierno Central tiene que tener esa agilidad para responder, pero también hay otros grupos violentistas que habiendo habido ya una proclamación de un paro, también preparan sus estrategias”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Lo que si debo manifestar con claridad es que ha habido gente [en el paro de agosto] que lo único que quería era tirar piedras a la Policía, incitar que la Policía reaccione porque no querían escuchar, porque yo estaba hablando, y a estos señores no les interesaba más que azuzar a la gente, cosa que lamentablemente los policías reaccionaron con bombas lacrimógenas y yo también fui afectado por esta situación”, anotó.

Los infiltrados están sumamente organizados
El religioso remarcó que durante las manifestaciones en Jauja se logró comprobar que hubo varios infiltrados que participaron en los enfrentamientos con la policía que no eran de la localidad. Remarcó que para él, aunque los hechos digan lo contrario y la percepción nivel nacional e internacional sea distinta, Jauja continúa siendo un pueblo pacífico.

“Cuando estaba entregando al policía que había sido retenido durante seis horas hubo un joven con la cara tapada que me agarró y me dijo que él tiene que morir, al igual que el otro hermano. Y mucha gente de Jauja allegada a la parroquia me decía que esta persona no es de Jauja, que no la conocían y estaban tirando piedras”, aseveró.

“Están sumamente organizados, hay estrategia. Yo recuerdo que hace dos años y medio a raíz de una posible planta de tratamiento de residuos sólidos en Concepción, había personas sindicadas ya de Sendero que eran los que dirigían toda la estrategia y hubo también muertos. Entonces, lamentablemente tienen que ver muertos y heridos para que las cosas se vayan aclarando, lo cual es lamentable”, añadió.

Que no prime el imperio de la violencia
Indicó, por otra parte, que no se debe dejar que el imperio de la violencia y la ideología del enfrentamiento predominen en la región y en el país, tras recordar que nunca había visto gente tan enardecida contra la policía y contra el presidente regional.

“Yo le dije al Comité de Lucha cuando propuse el conversatorio, que yo los criticaba por el bloqueo de carreteras y así ha sido. Sin embargo, ellos me dicen, monseñor nosotros en la primera hora no bloqueábamos la carretera, ha habido gente que ha puesto piedras, y como ha habido todo este enfrentamiento ya la gente se levantó se enardeció. Yo nunca había gente tan enardecida contra la policía y contra el presidente regional”, refirió.

“Yo no soy politicólogo, pero a todas luces como dice Jesús, por sus frutos se conoce el árbol. Es decir, los frutos de violencia, tiene que haber [detrás de esto] una ideología de violencia, no quieren el bien, sino lo que quieren es violencia y en ese espacio esos grupos están supuestamente triunfando, pero no debemos dejar que en imperio de la violencia y la ideología del enfrentamiento impere en la región y en el país”, señaló.

Voluntad del premier, pero falta de agilidad del Gobierno
Indicó que en el acercamiento que tuvo con el Poder Ejecutivo en el proceso de mediación no entró en detalles de por qué el Estado no intervino oportunamente. Mencionó que ve buena voluntad en el presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez Mayor, pero lamentó que no exista la misma predisposición en el aparato burocrático.

“En realidad, yo no he entrado a estos detalles [de por qué no intervino]. Yo como Arzobispo lo único que hice fue mediar para la solución del conflicto, y lo que a mí me da mucha pena es que la solución posterior al paro, era lo mismo que yo proponía al principio. [...] Creo que falta una agilidad en el Gobierno para prevenir los conflictos”, señaló.

“Debo reconocer que hay muy buena voluntad, especialmente, del premier, hay mucha comunicación, yo veo personas muy técnicas y muy sinceras, eso tengo que decirlo en honor a la verdad. El problema es que el aparato burocrático del Estado es tan complicado que no tiene agilidad para actuar en ese momento, porque el tema era el Ministerio de Transportes y este es el que hizo esa licitación, desconoció el 020 y que iba a comenzar en el mes de setiembre”, concluyó.
Publicar un comentario en la entrada