jueves, 27 de septiembre de 2012

Opinan que hay responsabilidad del canal por caso de Ruth Thalia

Ideeleradio.- Hay una responsabilidad clara en el canal 2, por no haber tomado en cuenta una serie de aspectos antes de emitir el programa El valor de la Verdad, y por la forma en que se presentan y tratan los casos como el de Ruth Thalía Sayas, joven que fue asesinada por su expareja Bryan Romero, afirmó Cecilia Reinoso, abogada especialista en temas de género.Fue al comentar las declaraciones de Beto Ortiz, periodista y conductor del programa El valor de la Verdad, quien señaló que “quienes culpan al programa le hacen un favor al asesino”.

“Creo que hay una responsabilidad clara del medio al no haber tomado en cuenta una serie de cuestiones antes de emitir este tipo de programa. Además ya lo han señalado una serie de analistas que han dicho que no se ha previsto el manejo de la fama que se les puede dar a estas personas que tienen una vida común y corriente, a través de un programa como este”, indicó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Creo que las responsabilidades son diferentes, no es que el medio quien tiene la responsabilidad sobre el hecho concreto, pero sí hay una responsabilidad respecto a cómo se presentan y se da el tratamiento a este tipo de casos”, agregó.

Los y anunciantes deberían tomar conciencia de su rol
Inicio La especialista consideró, en general, que los medios de comunicación y los anunciantes deberían tomar conciencia sobre el rol que les competen en este tipo de hechos, tras recordar una experiencia española en que se firmó un acuerdo entre los medios para darle un tratamiento diferente a los casos de violencia.

“No solamente evidenciarlos; no se trata de ponerlos ahí, sino cómo se aborda la noticia. Tú no escuchas [en España], ‘la mató por celos’, ese tipo de titulares ya no existe, normalmente, lo que tú vas a ver es un caso de violencia de género más”, precisó.

La experta aseveró que la violencia de género no sólo es un tema jurídico y de medios de comunicación, sino que implica a todos. Consideró que desde el punto de vista legal habría que emitir medidas más efectivas de protección a las víctimas.

“Por ejemplo, ahora tenemos una ley contra la violencia familiar que, lamentablemente, no funciona, para las víctimas no existen estas garantías. También hay que mirar que detrás de cada homicidio que se comete, detrás de cada feminicidio, hay un feminicida y hay que comenzar a trabajar también ese tema”, argumentó.

“¿Qué pasa con los feminicidas? Es un problema que cada vez se vuelve más grave y que se maneja menos. No hay medidas efectivas, todos los años tenemos el mismo número de mujeres asesinadas y más”, acotó.

Casos de feminicidio se toman como actos de emoción violenta
Inicio Cuestionó, finalmente, que en el Poder Judicial, los casos de feminicidio se terminen transformando en casos por emoción violenta. Refirió que los asesinos terminan saliendo en mucho menos tiempo de prisión.

“La mayoría de casos de feminicidio que llegan al Poder Judicial se transforman en homicidio por emoción violenta, que es un atenuante. Finalmente, los asesinos de estas mujeres salen en mucho menos tiempo de prisión, no tienen penas mucho más leves de las que les correspondería al argumentar esto de la emoción violenta. Dicen, 'me hizo esto', 'entré en desesperación y la maté'. Sin más argumento que ese se disminuyen las penas”, puntualizó.

“En realidad, la emoción violenta no es un argumento que pueda ser utilizado para matar a una persona si es que no cumple estas características”, añadió.

Publicar un comentario en la entrada