viernes, 21 de septiembre de 2012

Landa sobre Mesía: Debe haber claridad sobre miembros del TC y existen normas que permiten investigar

Ideeleradio.- La opinión pública y la prensa deben tener claridad sobre los miembros del Tribunal Constitucional (TC) y, por ello, existen disposiciones reglamentarias y constitucionales que permiten al Congreso investigar, sostuvo César Landa, expresidente del máximo intérprete de la Carta Magna.

Fue al ser consultado por la posibilidad de que se pueda incurrir en una supuesta infracción constitucional en el caso de que el magistrado Carlos Mesía no se inhiba de ver un caso de la Pontificia Universidad Católica del Perú si es que existiese un grado de afinidad o amistad con una de las partes.

“Digamos que la norma existe para que [un magistrado] sea objeto de una investigación de ser el caso que decida así el Congreso, para delimitar aspectos que no solo se vinculan ya a este asunto concretamente jurisdiccional, sino también a denuncias que el año pasado hubieron sobre su persona y su patrimonio. Y creo que la opinión pública y la prensa debe de tener claridad sobre quienes son las personas que ejercen un cargo de tanta importancia para dirimir no solo los derechos, sino el control del exceso del poder”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Entonces, creo yo que existen disposiciones reglamentarias y constitucionales para que quienes sean las personas competentes y responsables de su función del control de este tipo de atribuciones tan importantes puedan llevar a cabo las investigaciones del caso, y que se esclarezcan o que en todo caso se tomen las medidas que correspondan”, anotó.

Inhibición en casos de vínculo amical o parentesco
Inicio Por otro lado, recordó que las normas procedimentales del Tribunal Constitucional (TC) señalan que los magistrados deberían inhibirse por decoro de ver causas donde tengan algún tipo de vínculo directo, amical o de parentesco con las parte. Fue al ser consultado por la reunión que protagonizaron semanas atrás, Carlos Mesías Ramírez, Gerardo Eto Cruz y Óscar Urviola Hani con Natale Amprimo, abogado del Arzobispado en el litigio con la PUCP.

“No hay ética sin derecho ni derecho sin ética y. O sea no se puede hacer justicia en materia constitucional si no se sabe dónde está la línea que diferencia la conducta personal de la conducta profesional. Y preferentemente las normas procedimentales para el Tribunal Constitucional señalan que los magistrados por decoro deberían inhibirse de ver causas donde tengan ese tipo de vínculos directos, como puede ser amigos o ser parientes”, subrayó.

“De modo tal, de que esto debe enseñar que en la selección que se haga de los magistrados que están por nominar en el Congreso es muy importante la separación que debe existir porque el primer deber que tiene un electo magistrado es el deber de la ‘ingratitud’, es decir, quienes lo han nominado se distancien, se separaren a efectos de poder cumplir una función con total independencia y autoridad que se está viendo en este y en otros casos totalmente mellada”, opinó.

Publicar un comentario en la entrada