lunes, 27 de agosto de 2012

Soberón: Dinero asignado a Defensa e Interior caerá en saco roto si no corrigen procedimientos

Ideeleradio.- Si no se corrigen los procedimientos administrativos para evitar compras fraudulentas y actos de corrupción, el incremento del 20% del presupuesto para el sector Defensa e Interior caerá en saco roto, advirtió Ricardo Soberón, exjefe de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida).

Fue al comentar el proyecto de Ley de Presupuesto del Sector Público 2013 que envió el Ejecutivo al Congreso en el cual se plantea incrementar en un 20% la asignación de recursos para defensa nacional y seguridad ciudadana en conjunto.

“Yo [este anuncio] lo diferencio entre defensa y orden interno, en materia de defensa y seguridad interna es clarísimo que tenemos un problema severo a nivel tecnológico y a nivel logístico, pero creo que en el orden interno también hay que impedir que hayan procedimientos ‘trafeados’ y corruptos […] Me temo que si eso no se arregla, está cayendo en saco roto la cantidad de dinero mayor que se le asigne a seguridad y orden interno, porque va a prevalecer el negocio por sobre la calidad del servicio que uno adquiere”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“En términos de Defensa, está claro que para la opinión pública estamos ante un déficit terrible en términos logísticos, tecnológicos, operativos y que debe ser cubierto y eso cuesta. Lamentablemente, la coyuntura internacional que se nos viene en los próximos meses exige que el Perú tome cartas claras sobre el asunto y en ese camino tengo que saludar la posibilidad de ordenar ese gasto. Sin embargo, si no resolvemos esos cuellos de botella […], entonces sería insuficiente solo otorgar este 20%, si no va a acompañado de mayor transparencia y una sola unidad de compra”, agregó.

Ley de negacionismo generará inflación penal
Por otro lado, cuestionó que en la gestión del ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, se haya propuesto la ley de negacionismo y que se haya mantenido en el cargo a Raúl Salazar como director de la Policía Nacional, a pesar del escándalo que significó el caso de Omar Chehade. Pese a estas observaciones, se mostró confiado que los ministros de Defensa del Interior realizarán una buena gestión.

“Yo estoy en desacuerdo con dos de las cosas que ha dicho el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza: sobre la ley de Negacionismo yo no estoy a favor, me parece más inflación penal [es absurdo, no va a solucionar nada; y el haber mantenido en el cargo al [director de la Policía Nacional] Raúl Salazar que podrá ser un buen oficial, pero que ya lamentablemente su record profesional está manchado por el incidente con el señor Chehade y había que hacer cambios necesarios en la dirección de la Policía Nacional”, opinó.

“[¿Cree usted que los ministros de Defensa e Interior realizarán una buena gestión?] Las acciones lo dirán, yo tengo conocimiento de la calidad personal por lo menos de Wilfredo Pedraza [ministro del Interior]. A Pedro Cateriano [ministro de Defensa] no lo conozco, pero se ve que es un funcionario cercano al diálogo, el hecho que se trata de dos personas de naturaleza civil me hace pensar que su derrotero será limpio y así lo quiero creer”, señaló.

En el Vraem tiene una visión de bombero
En otro momento, cuestionó el desempeño del secretario ejecutivo del grupo multisectorial del Plan Vrae, coronel EP (r) Luis Rojas Merino, en la lucha contra el narcotráfico en el Vraem. Indicó, del mismo modo, que el último ataque narcoterrorista de la base de Mazangaro demuestra el poco aprendizaje de las Fuerzas Armadas en el Vraem (Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Marañón).

“La otra pata coja que hay que resolver es la ausencia de poder civil en el Vraem, que [el jefe del plan Vraem] pienso que no cubre, porque su visión es absolutamente la de un bombero de tapar los huecos que el Estado deja, pero no sienta presencia en los funcionarios y autoridades de la zona, empoderándolos para que ellos sean dueños de su propio destino y de sus propias agendas, de sus propios criterios con los cuales desean relacionarse con el Gobierno Central”, adelantó.

“Los últimos hechos en Mazangaro muestran que hay poco aprendizaje. Lamentablemente, si uno observa los hechos desde el punto de vista militar, uno observa comisión de errores de carácter táctico operativo en el despliegue de las patrullas, en el recojo de las patrullas y en cumplimiento de órdenes, así es que lo primero que hay que corregir son los procedimientos internos de acción y segundo la interoperabilidad entre ambas fuerzas, me parece que esos son los dos requisitos fundamentales que deben ser corregidos en el Vraem”, concluyó.
Publicar un comentario en la entrada