miércoles, 29 de agosto de 2012

IDL: San Martín debe explicar por qué el PJ hace espíritu de cuerpo con fallo de Villa Stein

Ideeleradio.- El presidente de la Corte Suprema, César San Martín, debe explicar por qué el Poder Judicial (PJ) terminó defendiendo institucionalmente el cuestionado fallo del tribunal que preside Javier Villa Stein y las razones por las que relativiza la calificación de delito de lesa humanidad del caso Barrios Altos a pesar de que emitió un fallo ejemplar en el juicio a Alberto Fujimori, sostuvo Carlos Rivera, director adjunto del Instituto de Defensa Legal (IDL).

Fue al comentar el documento denominado posición institucional del Poder Judicial peruano respecto al cumplimiento de las medidas de reparación dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Barrios Altos difundido el último lunes y suscrito por San Martín Castro.

“Él [San Martín] argumentó eso [delitos de lesa humanidad] en el caso Fujimori y sí creo que sería bueno que la Presidencia del Poder Judicial aclare porque en realidad el doctor San Martín firma este documento y él ha sido el autor de la sentencia del caso Fujimori y a nosotros no nos pareció que la condena de Fujimori por crímenes de lesa humanidad haya sido simplemente parte de un debate, era parte de las conclusiones naturales de un proceso judicial en el que se había demostrado que eran crímenes de lesa humanidad”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Termina esto siendo preocupante, creo que merecería una explicación, porque un dato muy reciente es la entrevista al presidente del Poder Judicial del domingo que habla que el fallo le ha hecho daño al Poder Judicial, pero este documento [del PJ] está defendiendo ese fallo. Mereceríamos lo que tenemos una relación directa con el caso, una explicación sobre esa materia, creo que San Martín lo puede hacer y nos gustaría que haya una explicación institucional sobre esta materia”, anotó.

Documento de San Martín es peor que tesis de Vitteri
Rivera Paz recordó que dicho documento tiene un contenido que es “peor” que lo que expresó el procurador Segundo Vitteri ante ese organismo, tras recordar que el titular de la Corte Suprema cuestionó en su momento el fallo de la Sala Penal Permanente que favoreció a los miembros del grupo Colina.

“Es un documento firmado por el doctor San Martín y señala que la sentencia del 20 de julio no supone una violación al cumplimiento de las resoluciones de la supervisión de la Corte Interamericana y eso está firmado por San Martín, eso está en el punto cuatro en la página seis”, refirió.

“Este es el documento que ahora entendemos Vitteri fue a defender, cosa curiosa que Vitteri está siendo sancionado por defender este documento. Dice, además, el documento que la sentencia cumple con lo relacionado al tema de justicia y reparación, y que este asunto de la calificación de lesa humanidad es parte de un debate jurídico; o sea echamos por la borda cerca de 90 años de historia de la comunidad jurídica internacional en la elaboración del concepto y en la tipificación de los crímenes de lesa humanidad”, añadió.

El letrado criticó que San Martín Castro termine haciendo suyo el falso debate en torno a la calificación de delito de lesa humanidad en el caso Barrios Altos y lamentó que ingrese al discurso más político de criticar a la Corte Interamericana por el tema de la calificación de estos delitos, bajo el argumento de que este organismo no es un tribunal penal.

“Además, la Corte no sanciona a personas individuales y es una crítica desmesurada contra la Corte en el ánimo de restarle las posibilidades de que en la resolución de cumplimiento, la Corte vaya a ratificar la calificación de Barrios Altos como crimen de lesa humanidad”, enfatizó.

Espíritu de cuerpo porque ganó posición de Villa Steinio
El director adjunto del IDL estimó que el cuestionado pronunciamiento del Poder Judicial que defiende institucionalmente el fallo de la Sala Penal Permanente, se debería a que Javier Villa Stein ganó en el debate y proceso político interno de la Corte Suprema.

“Yendo al papel, es una relativización del concepto de crimen de lesa humanidad del caso Barrios Altos y es el triunfo de la posición de Villa Stein en el nivel de la Corte Suprema que ha sido postulada ya no como la posición de dos jueces en términos minoritarios, sino como la posición institucional de un poder del Estado. Es decir, Villa Stein finalmente ganó”, aseveró.

“[¿César San Martín termina haciendo un espíritu de cuerpo producto de un arrinconamiento a este magistrado?] Me da la impresión que ese es el proceso político interno al interior de la Corte Suprema, es decir hay un debate evidente, San Martín cuestionó la sentencia, Prado también, hay un debate interno y creo que ha habido cesión de posiciones cuando la posición de Villa Stein se transforma en la posición institucional del Poder Judicial”, puntualizó.
Publicar un comentario en la entrada